Polémica por el uso del VAR y el Hawk-Eye

Luis 'Tigre' Baraldi

El futbol y el tenis son los que han introducido la tecnología para apoyar a los árbitros a tener decisiones más justas

El futbol y el tenis, ambos reglamentados por los ingleses, son deportes muy tradicionalistas; sin embargo, son los que han introducido la tecnología para apoyar a los árbitros a tener decisiones más justas.

Los jueces son humanos, suelen cometer errores, y ahora son los medios de comunicación, la digitalización, la televisión y sus repeticiones, los que los evidencian cuando marcan o no una falta en el futbol o aprecian que la pelota —en el tenis— toca la raya o no.

Los árbitros están capacitados y entrenados para tomar estas decisiones, pero no siempre son las correctas. Por esto, la tecnología ha venido a ayudar al arbitraje y no dudemos que cada día avanzará más, colaborando a que estas decisiones sean más justas, ya que los árbitros —en caso de duda— puedan recurrir a ésta y ratificar o rectificar sus decisiones.

En el tenis, con el “Ojo de Halcón” o Hawk-Eye, los jugadores tienen tres oportunidades de reclamos en cada set y, en el futbol, con el VAR (Video Assistant Referee), el árbitro, quien tiene la última palabra, es asistido por tres colaboradores que están revisando las jugadas en el mismo instante que se crea la duda.

En el futbol, el árbitro, si está seguro, puede marcar la falta sin necesidad de consultar el VAR, situación que sucedió en el penalti que el silbante marcó en el partido Cruz Azul-Monterrey, ya que, si hubiera tenido duda, hubiera solicitado el servicio del VAR.

Paul Hawkings, creador del Hawk-Eye, es un joven británico especialista en computación, quien lo creó en 2001 para ser utilizado en el rugby. A la fecha, es empleado en casi todos los torneos de tenis profesionales, a excepción del Roland Garros, ya que en la arcilla se marca el bote y los franceses decidieron mantenerse sin cambios.

Hawkings manifiesta que la repetición electrónica que se da del punto en disputa es un conjunto de datos originados por cámaras estratégicamente localizadas y recibidos por una computadora. Sin embargo, las decisiones continuarán siendo inexactas, porque la pelota —en ocasiones— se desfigura por la fuerza.

También, los ángulos juegan una parte importante, al igual que los efectos con que la pelota viaja, pero se ha adoptado como la decisión final en el tenis, cuando hay reclamo.

El árbitro siempre tendrá la última palabra y su decisión es la que cuenta. El VAR, el Hawk-Eye y la tecnología que utilizan en el futbol americano, el basquetbol, el beisbol, el hockey sobre hielo, la gimnasia, la natación y muchos otros deportes, apoyados por las repeticiones de televisión, son el VAR (Video Assistant Referee) que respaldan la decisión del árbitro, si es requerida; por eso, siempre habrá polémica.

TEMAS RELACIONADOS
VAR
Guardando favorito...

Comentarios