Se encuentra usted aquí

Sí, por esto mandaron matar a Carlos Domínguez

10/04/2018
02:00
-A +A

Cuando, a principios de este año, Carlos Domínguez fue asesinado de 24 puñaladas frente a su familia en Nuevo Laredo, el periodista se encontraba trabajando en una investigación sobre una red de empresas fantasma que involucran al ex alcalde y hoy candidato de Morena al municipio Carlos Canturosas.
Antes de leer el siguiente texto, trabajo póstumo de Domínguez, sugiero tomar en consideración que por su homicidio hoy se encuentran detenidos y bajo proceso de investigación seis personas, incluidas el tío del alcalde Rodolfo Jorge Alfredo “N”.

Lo siguiente es la primerísima parte, en borrador, de la investigación de Carlos Domínguez; el crédito del trabajo es enteramente suyo.  

“Durante la administración de Carlos Canturosas se constituyó una red empresarial integrada por más de 120 empresas fantasmas o con operaciones irregulares ante Hacienda.

Las empresas tienen en común que su actividad fiscal fue sólo por uno o dos años y desaparecieron, la investigación revela que los domicilios fiscales de dichas empresas fueron sólo “fachada”. En esos domicilios no existe nada relacionado con las empresas que facturaron al municipio.

Estas empresas forman parte de lo que, hasta donde se sabe, integran parte del esquema que se utilizó para el desvío de recursos públicos y que, de acuerdo con lo reportado desde el año pasado por la Auditoría Superior de Tamaulipas, existen más de 600 millones de pesos que no han podido justificar.

Esta red empresarial, constituidas todas en Nuevo León por los notarios públicos José Alfonso Gómez Tamez y Eva Margarita Gómez Tamez, habrían recibido recursos por casi 200 millones de pesos en poco más de un año por servicios que no fueron otorgados.

La información de que hubo irregularidades en varias cuentas públicas de gobiernos municipales, entre ellas la de Canturosas, se hizo público desde septiembre de 2017.”

No hay más. El periodista fue asesinado en enero de 2018 y su investigación quedó trunca.

Pongo a disposición de todo el público, en su versión original, el trabajo que durante meses realizó Domínguez sacando fotografías de los domicilios de empresas fantasma y relacionándolas con las observaciones de la auditoría.

Destacan, por citar algunas, la empresa Maquinaria y Equipo Kardos SA de CV, que cobró más de 10 millones al municipio supuestamente vendiendo maquinaria de construcción, pero que, en la realidad, no existe siendo su domicilio fiscal una casa particular.

Otro caso a destacar es el de Slander Comercializadora, supuestamente dedicada a la construcción de inmuebles comerciales y que cobró al gobierno de Nuevo Laredo más de 4 millones de pesos. La empresa tiene su sede fiscal en una obra negra de San Pedro Garza García en Nuevo León.

Los documentos originales del trabajo de Carlos Domínguez pueden ser consultados en esta dirección de la nube; todo el crédito es del periodista que hoy descansa en paz: https://goo.gl/zizgAM y https://goo.gl/bH1D8U  (también están disponibles en mis cuentas de Facebook y Twitter: LuisCardenasMx)

Andrés Manuel López Obrador señaló la semana pasada, en Nuevo Laredo, que Canturosas es un perseguido político de la mafia del poder que vive en el exilio; sobre las acusaciones dijo que todo es un invento de la mafia del poder, y sobre el periodista asesinado no dijo nada.

Morena no ha respondido sobre el reclamo y exigencia del hijo de Domínguez para bajar de la contienda a Canturosas y que, oficialmente, hoy sigue siendo el candidato con una investigación abierta por el manejo de sus recursos cuando fue alcalde.

DE COLOFÓN.— El Mañana de Nuevo Laredo, un diario que al parecer apoya la candidatura de Canturosas al gobierno municipal, ha emprendido una asquerosa campaña de desprestigio contra la familia del periodista. A fin de cuentas, la libertad de expresión siempre viene con un cargo de conciencia. 

Tengo el privilegio de ejercer el oficio más bello del mundo. Nací en 1983 en la Ciudad de México, desde que recuerdo he sido un apasionado de perseguir y contar historias, hoy tengo el gran honor...