Se encuentra usted aquí

The many faces of...

26/01/2018
02:01
-A +A

Como triple pack concepto del legado en físico de muchos grupos y bandas de rock de fama mundial, la serie de The many faces of… es de las más vendidas y buscadas por conocedores y expertos. No se trata de simples compilaciones de éxitos o canciones clave en el desarrollo de míticos artistas, sino de cómo su música y obra se ha ido adaptando de diversas formas y estilos interpretativos existentes que, muchas veces, nada tienen que ver con el concepto original de cada banda sino a la reinterpretación de la misma.

La disquera que acapara hoy este concepto a precio justo es Sony Music México, una de las pocas donde aún existe la pasión de algunos de sus label managers, por armar y lanzar conceptos novedosos, al margen que los targets internacionales que les marcan del extranjero. Sin embargo, las novedades de estos productos, no llegan a veces con celeridad. Al mismo tiempo que por otro lado, la cuadrilla de trabajadores de la nube de almacenamiento musical, siempre atentos no sólo a las novedades-concepto, sino a todo tipo de compilaciones visualizan que puede ser un éxito, los bajan y los ponen a consideración del respetable que no se va a resistir, primero por el precio, y luego por la triple compilación.

Quien sabe para cuándo Sony tenga a bien sacar los The many faces of… programados para el año, pero el bando corsario ya tiene algunos en rotación para los que ya se cortan las venas por tenerlos. La más reciente camada del concepto incluye el triple de los progresivos de Yes, con un CD de las sesiones de la BBC, los proyectos antes y después, y un tercer disco tocando los miembros del grupo sus canciones favoritas, pero en diferentes versiones a las ya conocidas.

Hasta grupos que presumiblemente no venden y que van dirigidos a un puñado de coleccionistas, como Joy Divison, son lanzados porque, al fin y al cabo, son un negocio menor, no exento en dar divisas. Su triple pack de The many faces… incluye un CD con las sesiones del grupo conocidas como las Hannett Sessions. Un segundo disco lo compone Peter Hook & The Light con “Placeres Desconocidos” más un Directo en Australia; en tanto que un tercer plástico digital rastrea algunas de sus rarezas poco conocidas.

Otro recién aparecido bajo el camuflado sello de Oz Records es el dedicado al máximo dirigible del heavy metal: Led Zeppelin que, en 175 minutos, reagrupa tres conceptos del legado de Bonham, Jones, Plant y Page: “Dred Zeppelin”, “Great White” y “The Remixes”, componen la más reciente y acabada entrega de estos británicos que ya están anunciando nuevo disco próximamente.

Mientras, los siempre vendidos discos de padres e hijos del punk rock: Los Ramones y los Sex Pistols, respectivamente, ya han hecho su más reciente aparición en discos físicos. Los primeros, en la serie a la que se refiere este artículo de opinión bajo el nombre de “The Family Tree 1” y su parte 2, más uno de 14 versiones originales con artistas como Jan & Dead, Troggs, The Seeds, Chuck Berry, The Searchers y otros. Los Pistols vienen con 52 temas en tres apartados discográficos: The Studio Sessions, The Legendary Deny Album (The Ex Pistols) y Live, Studio, Sid Sings & Rarities que dejan muy bien parado al añorado punk-rock setentero de estos vivales del negocio.

Hay para todos los gustos y absolutamente hasta para el bolsillo más castigado por la carestía de los originales. De modo que cada quien decide lo que oye al precio de lo que primero quiero oír es la música.
 

pepenavar60 gmail.com

Más sobre el autor

Comentarios