Las compras de pánico

Gustavo Calderón

Los directivos que deciden invertir, con la ilusión de poder levantar un título, cada día se vuelve algo más común en una Liga

A una semana de que inicie el torneo, una vez más, la incertidumbre entre aficionados va creciendo, porque al apostar por nuevos jugadores y —en algunos casos— futbolistas que vienen de otras ligas, el nerviosismo es mayor.

Directivos que deciden invertir, con la ilusión de poder levantar un título, cada día se vuelve algo más común en una Liga que, para muchos, se ha vuelto muy pareja.

Es por eso que las compras, en cifras tan elevadas, pueden llamar la atención de otros mercados, lo que hoy hace que los promotores vengan y muestren a extranjeros de medio pelo, quienes son comprados por algunos clubes con tan sólo ver unos cuantos videos muy bien editados, que no demuestran realmente de lo que son capaces.

Algunos planteles se están reforzando de muy buena manera, como el Pachuca, que ha formado un tridente ofensivo muy serio y probado con Edwin Cardona, Ismael Sosa y Víctor Dávila.

Otro equipo que ha apostado por reforzarse y lo está haciendo en su columna vertebral es Chivas, que de la mano de Hiram Mier, Jesús Molina, Alexis Vega y Luis Madrigal, llegará al próximo torneo con la intención de regresar a una Liguilla y pensar en un título que haga olvidar el ridículo en el Mundial de Clubes.

Cruz Azul tendrá que dejar los discursos baratos de sus directivos y ponerse a trabajar con los jugadores que ahora llegan, porque —en nombres— parece que han elegido bien, aunque con esta institución, lo normal no es levantar títulos y sí fracasar en momentos importantes.

América, con muy poco tiempo de trabajo, irá de a poco, pensando en poder encontrar el nivel óptimo lo antes posible, para poder pelear por el bicampeonato.

Especular es creer saber qué va a pasar mañana, para tomar una decisión, y es lo que la mayoría de la gente de pantalón largo hace cada seis meses, cuando se trata de reforzar a sus clubes.  

@Gusocalderon

Comentarios