Buena labor de Jorge Isaac Rojas

Gilberto Alcalá

No tuvo problemas, ya tampoco se metió en líos. Hay que destacar eso, porque —de repente— los juegos van tranquilos y los propios árbitros empiezan a querer marcar cosas extrañas, pero ayer no fue el caso

El América, contundentemente, venció a los Pumas en un partido en el que los visitantes dieron lástima, porque no se puede ver a un equipo que está en semifinales y juegue así durante el segundo tiempo.

En esta ronda, los porteros dejaron mucho qué desear (léase Marcelo Barovero y el Pollo Saldívar). Se habla mucho de los errores arbitrales, pero también los jugadores cometen varios.

En cuanto a los silbantes, Jorge Isaac Rojas no tuvo problemas, ya tampoco se metió en líos. Hay que destacar eso, porque —de repente— los juegos van tranquilos y los propios árbitros empiezan a querer marcar cosas extrañas, pero ayer no fue el caso.

Rojas terminó un partido con calma, tranquilo. Obviamente, tuvieron mucho que ver los dos equipos, porque los Pumas jugaron sin ganas, ni garra, ni entrega. Pareciera que, en lugar de tomar jugo de naranja, bebieron atole champurrado, pero —en estos partidos de vuelta— Fernando Guerrero e Isaac Rojas cumplieron correctamente con lo que les encomendó, de cara a los dos juegos más importantes en el certamen.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios