¿Cómo se forma una dinastía en el deporte?

Mauricio Culebro, Santiago Baños y Miguel Herrera, trabajan en la contratación de refuerzos para la institución azulcrema

Hablar de crear un equipo de época, de dinastía en el deporte, es algo arriesgado y peligroso a la vez. Pero, incluso, con lo complicado que puede ser conseguirlo, para un club como el América es bueno contar con directivos que se atrevan, no solamente a pensarlo y a decirlo, como lo hace Mauricio Culebro en una entrevista que hoy se publica en EL UNIVERSAL Deportes, sino que lo sustentan, de entrada, con un título de Liga.

Con menos apariciones públicas, pero el presidente operativo americanista trabaja junto a Santiago Baños, presidente deportivo, y Miguel Herrera, director técnico, en la contratación de refuerzos que le permitan a esta institución ser el gran referente del balompié nacional, como no hace mucho tiempo lo hizo Tigres —con grandes inversiones de dinero—, con tres campeonatos en cuatro finales, de 2015 a la fecha.

La prioridad en el América es la contratación de un delantero, un goleador, algo que no tuvo en el Apertura 2018, lo que no evitó que fuera el equipo que más anotó en la fase regular, con 33 tantos, uno más que los mismos Tigres, que tienen al actual campeón de goleo, André-Pierre Gignac. Después, buscarán reforzar el mediocampo y todavía existe la posibilidad de la salida de Diego Lainez. Tendrán que ser cuidadosos al momento de elegir.

Muchas de las dinastías en el deporte se han construido así, con inversiones bien pensadas para la contratación de jugadores que se adapten a las obligaciones de esas instituciones. En otros casos, como los de antaño, fueron el conjunto de elementos que llegaron a dominar su tiempo, tal es el caso del Guadalajara llamado Campeonísimo, que de  1956 a 1965 consiguió siete títulos en la Primera División, además de seis del Campeón de Campeones, una Copa y un campeonato de la Concacaf. 

En la década de los 70, el Cruz Azul logró mantener un equipo sólido que logró seis títulos de Liga, además de dos Campeón de Campeones y tres de la Concacaf. 

En los 80, el América se hizo protagonista del balompié nacional con cinco trofeos de Liga (dos ante Pumas, uno frente a Guadalajara, otro ante Cruz Azul y uno más vs Tampico Madero). Después vinieron el Necaxa de los 90 y el Toluca  de principios del siglo XXI.

Y aunque América ha ganado cinco campeonatos de 2000 a la fecha, la directiva quiere más, que este plantel consiga títulos en torneos consecutivos, que le sumen Copa y lo que venga, lo cual es ambicioso y que la afición americanista agradecerá.

Esto de las dinastías en el deporte tiene una rica historia que inició con los Yankees de Nueva York, que ganaron 12 títulos entre 1936 y 1953; los Steelers de Pittsburgh, que con Chuck Noll como head coach y Terry Bradshaw como quarterback, dominaron la NFL con cuatro Super Bowls; los 49ers de San Francisco de Joe Montana en los 80 o los Bulls de Chicago de Michael Jordan en los 90; sin olvidar al Barcelona (2009 a 2011) que, con Pep Guardiola, consiguió el sextete; y el Real Madrid, que de 2014 a la fecha ha avasallado en la Champions League.

Ambicioso proyecto el del América pensado con bases sólidas que debe ser trabajado con mucha paciencia, porque siempre tendrá la obligación de salir campeón.   

 @gvlo2008
[email protected]

Comentarios