Presos de nuestras ideas

Enrique Beas

El exitoso proyecto de Tigres demuestra que todos queremos que crezca la industria del futbol mexicano

Hoy seré contundente.

El espacio lo amerita. La reflexión lo requiere. Las palabras de Miguel Ángel Garza, máximo directivo de los Tigres, demuestra con su justificación ante la contratación de Carlos Salcedo (antes Javier Aquino, Carlos Salcido, Omar Bravo y Francisco  Kikín Fonseca), que más allá del debate mal fundamentado de la repatriación de los jugadores mexicanos en Europa, el músculo de CEMEX y el exitoso proyecto de Tigres demuestra que el verdadero mensaje de fondo que todos los que queremos que crezca la industria de nuestro futbol mexicano es: contratar y reforzarse con lo mejor que el diseño deportivo de cada club lo permita. 

¿Qué pasaría si todos pensáramos que más allá de ir a Europa, en nuestro país se puede luchar a mediano plazo por tener una Liga top 5 del mundo? 

¿Acaso alguien, además del señor Garza, ha pensado lo que provocaría eso en todas las verticales del negocio y del deporte mismo, que tanto mueve este país? 

¡Nadie!

Es más fácil seguir el camino del establishment, ir con la corriente y quedarnos atrapados en la misma dinámica de nuestro mercado pequeño, añorando fugarse de nuestra Liga MX. 

Reclamamos que se vayan Tiago Volpi, Iván Marcone y compañía, pero repudiamos que regrese Salcedo. Pobre industria que nos hace presos de nuestras idea. 

¡Bienvenidos, bienvenidos!

 A un México que si tuviera más como Miguel Ángel Garza, otro camino estaríamos trazando. 

@EVonBeas

Comentarios