La vida es una tómbola

Enrique Beas

Urge que a nuestros jugadores los empiecen a blindar mejor representantes que los que tienen hoy a la mayoría en Europa sufriendo más historias como la de Oswaldo Alanís

To, to, to, tómbola. Oswaldo Alanís vive momentos complicados. No quiero abrir de nuevo el debate pro chiva o antidirectivas involucradas, sino más bien del humano y de cómo lo ve el técnico en cuestión.

Es cierto que el DT José Bordalás fue claro y contundente, sabía que si quiere tener armonía en la zaga defensiva del Getafe, le tenía que dar las gracias a un futbolista que no entraba en planes.

Hasta ahí se entiende una postura de ideas tácticas para un equipo que arranca perdiendo con el Real Madrid. Rescato las declaraciones del estratega antes del debut, cuando da a conocer que le hace falta apuntalar su cuadro, pero también reconoce la inferioridad para competir.

“Está el mercado abierto. Hemos hablado y nos hace falta algún jugador en el centro del campo y en la lateral. También podría haber alguna salida y alguna entrada, pero ahora hay que pensar en el campeonato. Han llegado jugadores que deben demostrar el nivel que tienen, porque aún no han demostrado en la máxima categoría”, dijo.

“Más o menos tengo el equipo en la mente. Intentaremos dar una buena imagen y competir a un gran nivel. Enfrente está el Real Madrid y no les podemos ganar en calidad. Son muy superiores, pero jugaremos como equipo y sin complejos”.

Un DT con más experiencia en la Segunda División, que estuvo en el Hércules, Alavés y desde hace 80 partidos al frente del Getafe, no cuadra que no le dé cabida a un futbolista con mucho talento.

Para esta temporada llegaron Leonardo Cabrera del Crotone de Italia, además de Ignasi Miquel del Málaga, con los otros dos centrales que se quedan en el equipo y jugaron de titulares vs el Madrid: Djené y Bruno González, quienes no son para nada lo altamente rendidores como para pelearle un puesto al mexicano y no justifican en lo absoluto la decisión.

Pero también dejemos eso a un lado, ya que en verdad, me quiero enfocar en lo que ahora tendrá que volver a sopesar uno de los mejores centrales mexicanos que hay en nuestros días. Bastión de los títulos de Almeyda en Chivas, pero su estrategia de jugar en Europa provocó un fuerte rompimiento entre los jugadores y directiva del Rebaño.

Por eso, es hasta cínico que una opción pueda ser regresar al club que no le dio un trato justo y digno.

¿Cómo es posible que pasen situaciones así con nuestros jugadores? Me cuesta trabajo darle la razón a los que tratan de demeritar el talento del futbolista mexicano, ya que estoy convencido que se puede luchar por cualquier puesto de los equipos de media tabla y reconozco que el nivel da para este tipo de planteles.

Por eso urge que a nuestros jugadores los empiecen a blindar mejor representantes que los que tienen hoy a la mayoría en Europa sufriendo más historias como la de Oswaldo Alanís. ¡Bienvenidos, bienvenidos! A los días que cantar al maestro Jhonny Laboriel no bastan para explicar lo que le pasó al central que iba a jugar en el Getafe... tómbola.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios