Deportes de primer mundo, aquí

Eduardo Ruíz

México es el epicentro del deporte este fin de semana desde la Costa de Acapulco hasta el Club de Golf Chapultepec. 

El fin del mes de febrero y el inicio de marzo es una transición en el calendario llena de deporte internacional que van desde la vigésima quinta edición del Abierto Mexicano de Tenis, la Fórmula E para los amantes de la velocidad en el Autódromo Hermanos Rodríguez o por segundo año consecutivo el World Golf Championships Mexico Championship en el Club de Golf Chapultepec.

Es cierto que pocos son los afortunados que pueden acudir a ellos, pero tener la oportunidad de asistir estando en tu país en cierta forma lo vuelven más viable.

“La verdad es que no soy fan del golf”, fue lo que iba repitiendo cada momento durante mi travesía en Conscripto, pero al llegar al Club de Golf cambió a “qué maravilla disfrutar de un torneo de la PGA”. La experiencia es única y recomiendo que cuando tengan la oportunidad la vivan. 

El golf es decepcionantemente fácil y eternamente complicado es una frase de The King Arnold Palmer”, que dejó eco tras la inauguración del WGC y que tras mi travesía entre hoyo y hoyo cobraba más sentido.

Yo pensaba, son los mejores golfistas del mundo pero considero que puedo pegarle a la bola así, creo que puedo empezar a practicar y en un par de años jugar como ellos; altamente improbable o inequívocamente imposible pero dejaron en mí algo: las ganas de intentar practicarlo. 

Así que quien gane esta edición es lo de menos porque en mí, como estoy seguro en gran parte de los asistentes que no le pegaron con singular alegría a la bebida por las altas temperaturas en el área de hospitality, será muy parecido. 

La humedad, regresar a Acapulco después de años y ver tenis es otra experiencia que quedará acuñada y atesoraré en mi conciencia. Primero,  nunca había visto un torneo de la ATP, ni 250, 500, 1000 y menos un Grand Slam. Segundo, Acapulco es un lugar con cierta nostalgia de ciudad cosmopolita donde grandes figuras de distintos ámbitos lo habían convertido en su escape y tercero, quería ver a Nadal.

Después de este fin de semana será complicado que tengamos tres eventos internacionales en nuestro país con tantas opciones, pero la clav, dejando de lado de derrama económica para nuestro país o la promoción de la imagen de México hacia el exterior, es poder sentir y decir: tengo opciones a donde ir.

Guardando favorito...

Comentarios