Guadalupe Juárez: #ViernesDeLectura

César Güemes

No es cuento, ni fantasía: tenemos un club en torno a los libros que cada 60 minutos, a lo largo de cuatro horas continuas, va sumando 500 mil escuchas quienes tarde o temprano se vuelven asiduos y participantes, y muy probablemente lectores.

Ni en sueños institución alguna soñó y despertó con esas cifras.

Guadalupe Juárez —Lupita Juárez— y su noticiario por Radio Red, cada viernes, se convierte en el ya célebre #ViernesDeLectura al lado del enciclopédico —en el sentido profesional— Sergio Sarmiento.

Dos millones de potenciales lectores.

Con Lupita hay que hablar.

–Si bien los índices de lectura en el país son de un país en coma, lo cierto es que la cantidad de personas que viernes a viernes se comunican al noticiario habla de una gran sed de libros, de historias bien trovadas.

–Los viernes de lectura se han posicionado como uno de los espacios preferidos del auditorio de La Red; nos sorprende siempre la cantidad de llamadas y mensajes que nos llegan con una gran variedad de títulos. Creo que hablar del libro que te gusta siempre
es emocionante, y que recomendarlo es
un gozo: tú deseas que el otro lo disfrute tanto como tú.

–También es muy peculiar que, contra la realidad de la industria editorial misma, los numerosos participantes casi nunca mencionan un título de autoayuda.

–Tal vez para algunos no es políticamente correcto decir que están leyendo un libro de autoayuda, pero me parece que el auditorio de La Red lee de todo y tal vez en menor cantidad llegan llamadas con estas sugerencias, pero sí hay quien los recomienda y justo ahí está la riqueza, en la pluralidad.

–Los viernes de lectura se reparten a lo largo de toda la emisión. Si consideramos lo que vale un minuto en radio, las editoriales no tendrían para pagar ese apoyo sin costo. La función que cumplen Sergio y tú es, acéptalo, altruista.

–Totalmente, para nosotros lo importante es que este club de lectura que empezó con dos miembros, crezca; que las personas se entusiasmen tanto como nosotros cuando leemos un buen libro y estén esperando al viernes para poder compartirlo. Ahí está lo que podemos llamar ganancia.

–De lunes a domingo vives en el periodismo, de primera mano, las problemáticas de México y del mundo. No quisiera pensar que tus lecturas diarias son un escape, pero tal vez sí un bálsamo, una armadura.

–Leer te mete en otros mundos y, sin embargo, hay libros que te regresan a la realidad y eso es importante, que no pasen de largo historias que deben contarse y ser leídas, como las de nuestro compañero Javier Valdez Cárdenas, del que acabo de leer la antología Periodismo escrito con sangre.

–Hay mucha gente que afirma: “No tengo tiempo para leer”, pero si les hablas un poco de futbol o de telenovelas, lo saben todo. Y no digo que entender de deportes o de tramas televisivas sea cuestionable. Digo que quien no lee es porque no quiere.

–De acuerdo contigo, creo que hay muchos mitos en torno a los libros, que si son aburridos o que si no tienes tiempo para dedicarles. No necesitas mucho, si lees 15 minutos diarios está bien: la historia solita se encarga de que le vayas aumentando y a veces puedes leer horas y horas sin darte cuenta y encontrar que es igual o más placentero que ver el fut o una telenovela, el punto es encontrar algo que te resulte interesante, que te atrape.

–Tal vez, y digo sólo tal vez, busque uno la lectura de un libro que quizá no se ha escrito. ¿Lo hay para ti, lo buscas, lo imaginas?

Lupita Juárez lo medita apenas un par de segundos:

–Seguiré esperando que los autores me sorprendan.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios