Choque de trenes en Monterrey

Bernardo Guzmán

El subterráneo mundo de la lucha libre tendrá un episodio épico el domingo 19 de noviembre

El subterráneo mundo de la lucha libre tendrá un episodio épico el domingo 19 de noviembre en la Arena Coliseo de Monterrey bajo la promoción de MDA Lucha Libre, empresa que ha encontrado en la Sultana del Norte una guarida para brindar estupendos carteles con lo más selecto de la baraja nacional ante una complicada afición que se ha alejado de este espectáculo, cansada de ver a payasos intentando luchar en las arenas y a luchadores ridiculizando su profesión en la televisión local. 

Para muestra de lo que MDA propone este domingo sólo basta un botón.  En el cuadrilátero de seis por seis han pactado una lucha de ensueño, dos de los mejores pesos completos mexicanos estarán por primera vez frente a frente en mano a mano, Alberto el Patrón contra el Toro Blanco Rush, algo que ni siquiera el Consejo Mundial de Lucha Libre o Triple A han intentado. Esta será la segunda ocasión que pisen el mismo cuadrilátero. Solamente la ciudad fronteriza de Tijuana fue testigo del primer choque de estos dos colosos bajo la promoción de la empresa The Crash, aquella noche en relevos sencillos acompañados por Jeff Cob y La Máscara respectivamente, con resultado favorable para El Patrón. Eso sí, por descalificación y al estilo del Ingobernable Rush.

Es importante destacar los blasones de ambos. El Patrón ha ganado todos los campeonatos que ha disputado,  siempre es el rival a vencer, porque es un sólido competidor y en realidad parece invencible. Señalemos que los dos más recientes títulos obtenidos fuera de WWE los perdió en la mesa. Nadie pudo con él en un ring. Por su parte Rush ha despojado a las cabelleras más cotizadas que han osado retarlo, incluidos los invictos en  apuesta con Shocker y el Terrible.

El Toro Blanco tiene ya una implacable marca de victorias defendiendo su honor. No tiene rival en ese terreno.

Determinar a un favorito para esta lucha es imposible. Ambos llegan en plenitud de facultades. Ellos pueden ser tan rudos como lo aparentan. Están acostumbrados a acabar con el rival que se les ponga enfrente, incluso a humillarlos. La derrota nunca ha entrado entre sus planes porque son figuras dominantes en sus respectivas empresas, Rush en el CMLL y en su momento el entonces Alberto del Río en WWE. Ahora en territorio neutral acaparan los reflectores, sin necesidad de talento extranjero, porque con mexicanos se va a paralizar la escena del pancracio, cansada de aberrantes combinaciones basadas en la experimentación intentando medio llenar arenas.

Este domingo no hay experimentos. El duelo entre los mejores del momento garantizará el éxito, solo había que poner cara a cara a los dos más rudos, a los dos más gallos, a los dos más soberbios, simplemente al Patrón y a Rush. La fórmula no debe fallar. 

Guardando favorito...

Comentarios