Esconde fortuna rey del gas

Alberto Barranco

Reivindicada en México por la Suprema Corte de Justicia una resolución de la Suprema Corte de Harris, Texas, que obligaba al socio mayoritario del grupo gasero Zeta, Miguel Zaragoza Fuentes, a ceder la mitad de sus empresas a su ex esposa, Evangelina López Guzmán, el conglomerado está realizando maniobras financieras para eludir o aminorar el compromiso.

El grupo distribuidor de gas LP con sede en el norte del país y ramificaciones en el interior y el exterior, con énfasis en Centroamérica, está sembrado como el más importante de México.

El pleito conyugal que llevó al divorcio en cortes de Estados Unidos, lo originó un romance otoñal entre el octogenario empresario y la mujer que realizaba tareas domésticas para la familia. Zaragoza Fuentes procreó una hija con Elsa Esther Carrillo Anchondo.

Haga de cuenta una de las historias que narraba Yolanda Vargas Dulché.

El caso es que en trance de ejecución de la sentencia, a finales del año pasado se empezaron a realizar extrañas transferencias de cuentas del grupo hacia la mujer y su hijo Manuel Carrillo Bravo.

En la maniobra se implicó también a la Corporación Río Bravo y a la “Inmobiliaria III”, dueña de extensos terrenos en Jalisco y Manzanillo, además de plantas del conglomerado.

Las transferencias, con proa a cuentas en Bancomer y Santander de la ex trabajadora doméstica, se realizaron desde las Bahamas.

El monto total fue de 32.6 millones de dólares.

Entre las cuentas del primer banco a nombre de Elsa Esther Carrillo Anchondo, está la número 01115/7034.

El dinero, 93 millones 200 mil pesos, rebotó a la “Inmobiliaria III”.

En el caso de Santander, la cuenta a nombre de la mujer es la 8350085278-6, a la que llegaron tres depósitos por más de 8 millones de dólares en junio pasado.

El columnista tiene copias de los recibos.

La presunción es que los recursos se utilicen en un aumento de capital de las firmas del Grupo Zeta en Jalisco, es decir, Thermogas, Prestadoras de Servicios Hércules, Gas Licuado y Mabergas, en afán de diluir la participación accionaria de la ex esposa y los hijos del rey del gas.

La posibilidad la refuerza el que después de depositarse los recursos entre las razones sociales señaladas, se diluyeron en cuentas personales.

En la lista están la propia Elsa Esther Carrillo Anchondo, y Manuel y Enrique Ituarte.

Se extraen, pues, recursos del grupo empresarial para inyectarles a sus filiales a título de zancadilla a socios incómodos.

Naturalmente, el asunto convoca a una serie de interrogantes: ¿Se cubrieron los impuestos requeridos al ingreso de los recursos procedentes de Bahamas? ¿Los bancos certificaron la legalidad de las transferencias? ¿Se vale realizar aumentos de capital sin convocar a su suscripción a la totalidad de socios?

El asunto requeriría una investigación del Servicio de Administración Tributaria y de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

La ex esposa del rey del gas participó desde su origen en la confección del imperio al igual que sus hijos, a quienes dividió el pleito conyugal.

De novela.

Balance general. A cuatro meses de terminar su gestión de 10 años en el Banco Interamericano de Desarrollo, Santiago Levy reaparecerá en los próximos días en el país para la presentación de su nuevo libro Esfuerzos mal compensados en la búsqueda de prosperidad de México.

Se trata algo así como de la continuación de otro (Buenas intenciones; malos resultados) en el que el ex director del Instituto Mexicano del Seguro Social y ex subsecretario de Egresos de Hacienda, criticaba la efectividad de los programas sociales.

Uno de los dardos, por ejemplo, hablaba de que la puesta en escena del Seguro Popular había fomentado la informalidad, dado que algunos micro patrones canjeaban la posibilidad por la incorporación de sus trabajadores al Seguro Social.

Ubicado hace unas semanas como un posible integrante del gobierno al relevo, Levy está participando en los trazos para el esquema en que operaría la Secretaría de Hacienda.

Su tarea en el BID se centró justo en los programas sociales. Su cargo es vicepresidente de sectores y conocimientos.

Conacyt de lujo. Perfilada como la próxima directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Conacyt, Elena Álvarez-Buylla Roces está haciendo público su plan de reestructura estratégica del organismo, a fin de enriquecerla.

El prospecto, cuyo propósito toral es hacer más efectiva la administración a promover de manera eficaz la innovación y la investigación, circula entre organizaciones científicas, académicas y empresariales, en consonancia con el Proyecto Alternativa de Nación presentado por Morena.

La próxima funcionaria, doctora en Biología por la UNAM, es presidente de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad, con especialización en ecología y evolución de las plantas, además de genética molecular.

El año pasado recibió el Premio Nacional de Ciencias.

Perteneciente a una familia de investigadores, la mayoría de sus integrantes ha recibido premios internacionales.

Televisa en la pelea. Colocado como epicentro del interés de la población, el Mundial de Futbol de Rusia concitó una audiencia de 324 millones de televidentes, tan sólo en 28 ciudades urbanas. De ellos, 184 millones sintonizaron los canales de la empresa de Emilio Azcárraga Jean.

En materia digital, los contenidos de la televisión se vieron en redes sociales por 292 millones y los juegos en vivo se observaron en páginas de internet y aplicaciones por 35 millones.

Turismo de reuniones. En los próximos días se celebrará la sexta edición del World Meetings Forum en el que se reúne a los líderes de la industria de convenciones y turismo de reuniones.

Se calcula que en el marco se generan en México 500 mil empleos directos e indirectos, en un escenario en que el sector aporta 1.5% del Producto Interno Bruto y hasta 17% del total del flujo de visitantes al país.

Se espera la participación de compradores y proveedores de servicios de 14 nacionalidades.

Trabajo doméstico. Soslayada por años la incorporación de México al Convenio planteado por la Organización Internacional del Trabajo que se realiza al incorporar a las trabajadoras domésticas al marco formal, el próximo domingo se celebra el día internacional de la autoridad.

De acuerdo con el Inegi, en el país existen 2.4 millones de mujeres y hombres que realizan esta tarea, la mayoría sin inscripción a la seguridad social y sin remuneraciones equilibradas.

La principal empresa en materia de Capital Humano, Gingroup, de Raúl Beyruti Sánchez, está realizando programas de capacitación que avalan la incorporación a la economía formal.

[email protected]

Comentarios