Vacunas a niños y adolescentes, ¿esenciales para una inmunización colectiva?

Los expertos aseguraron que las agencias de autorización de medicamentos estudian la posibilidad de vacunar a la población infantil, frente a una posible nueva ola de contagios, que podría desatarse en el próximo invierno

vacuna contra covid-19
Foto: AP/Eranga Jayawardena, archivo
Ciencia y Salud 09/05/2021 17:51 SINC Actualizada 17:51
Guardando favorito...

La vacuna de Pfizer ya fue aprobada para vacunar a la población canadiense joven, de 12 a 15 años, como parte de una estrategia para controlar una probable nueva ola de contagios de coronavirus, esperada para las vísperas del próximo invierno, ya que entre más grupos se encuentren inmunizados, la lucha contra la covid-19 será mayor. Sin embargo, los expertos se preguntan qué ocurrirá en otras partes del mundo, pues se muestran escépticos frente a la idea que se logrará una inmunización total sin tomar en cuenta al sector infantil.

Hasta la fecha, 3.6% de la población mundial ha sido vacunada completamente contra el Covid-19. Los beneficiados con estos tratamientos preventivos, en su mayoría, son personas con más de 60 años. La evidencia científica ha asegurado que, entre los factores de riesgo, la edad avanzada supone una mayor probabilidad de atravesar la enfermedad críticamente.

Los objetivos principales de las jornadas de vacunación buscan proteger a los sectores más vulnerables. Es así que la población infantil ha sido desplazada dentro de estos programas de salud. El virus del SARS-CoV-2 impacta de manera leve a estos grupos, ya que sus sistemas inmunes aún se encuentran en etapas de desarrollo y adaptación, a diferencia de los adultos mayores, quienes ya se han enfrentado a una serie de enfermedades y su respuesta inmunitaria se encuentra debilitada.

vaccine_vacuna_covid-19_coronavirus_1.jpg
Foto: THOMAS KIENZLE / AFP, archivo

“El sistema inmunitario envejece junto a nosotros”, señalan los investigadores.

Sin embargo, los expertos en inmunología ya han puesto las cartas sobre la mesa, cuestionándose acerca de la situación de niños y adolescentes, alrededor del mundo, que si bien, no son un grupo de prioridad inmediato, llegará el momento en que los países tendrán que tomar una decisión en torno a su destino, frente a la vacunación del nuevo coronavirus.

Lee también: Vacuna de Pfizer contra covid-19 se asocia con menos infecciones asintomáticas

“Creo que es pronto para decir que necesitamos vacunar a la población infantil y adolescente, pero también para descartarlo”, declaró Mario Fontán, residente o MIR de Medicina Preventiva y Salud Pública de España, para el Sistema de Información y Noticias Científicas (SINC).

Por su parte, Ángel Hernández, del Comité Asesor de Vacunas, aseguró que esta necesidad se incrementará cuando se conozca el impacto de la vacunación mundial. Esto ocurrirá luego que se inmunice a las personas mayores de 16 a 18 años, el sector más joven y autorizado para recibir los biológicos disponibles.

Para estos efectos, las farmacéuticas internacionales, como ocurrió cuando se anunció la detección del nuevo coronavirus y comenzaron a trabajar en el diseño de vacunas, ya se han adelantado en desentrañar cómo reaccionaría la respuesta inmunitaria de los adolescentes de entre 12 y 15 años, frente a los sueros antiCovid-19.

vaccine_vacuna_covid-19_coronavirus_2.jpg
Foto: Martin Bureau / AFP, archivo

Pfizer, empresa biotecnológica estadounidense, fue la primera en publicar ensayos en torno al estudio de este grupo de la población. Los resultados, dados a conocer en marzo del 2021, demostraron indicios optimistas en los 2 mil 260 adolescentes que participación en la investigación.

Los especialistas especulan que la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) podría acreditar el uso de la vacuna de Pfizer la próxima semana. Mientras que, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) la aprobará durante el mes de junio.

Lee también: ¿La vacuna contra el Covid-19 afecta la menstruación? Esto se sabe hasta ahora

Pfizer ya efectúa otra serie de ensayos clínicos en menores de 11 años. Su estrategia -expusieron los investigadores- es probar la vacuna en grupos etarios, cada vez más jóvenes hasta alcanzar los seis meses de edad, haciéndolo de forma progresiva, pues se sabe que este tipo de activos podrían impactar en el buena formación y desarrollo de los infantes.

“Necesitamos un mínimo de datos, pero los resultados con adultos ya son potentes y sólidos, es difícil que algo que está siendo muy seguro en adultos se comporte de forma diferente en niños”, destacó la investigadora Carmen Álvarez -Domínguez, “Sí es muy posible que haya que ajustar la dosis para los más pequeños”, ahondó.

A su vez, la farmacéutica Moderna, la primera en ofrecer los servicios de una vacuna que previniera la covid-19, analizó su suero en 3 mil participantes de entre 12 y 18 años, y en 6 mil 750 personas de menos de 11 años.

vaccine_vacuna_covid-19_coronavirus_3.jpg
Foto: AP/Robert F. Bukaty, archivo

Por su parte, los consorcios más controversiales, AstraZeneca y Johnson & Johnson, también pretenden estudiar el funcionamiento de sus vacunas. Sin embargo, junto con la suspensión de sus tratamientos en la población en general, han tenido que detener el curso de estas investigaciones por la detección de trombos infrecuentes en las personas vacunadas.

Parecería que estos esfuerzos son precipitados frente a una mínima fraccionaria de inmunizados en el mundo. La anticipación de estos estudios tiene que ver con la preocupación de varios gobiernos frente a un posible rebrote del virus del SARS-CoV-2. Las autoridades sanitarias esperan este evento en los meses de diciembre y enero con motivo de las reuniones decembrinas, que no pudieron ser evitadas en 2020.

Lee también: Pfizer, “para nada” a favor de liberar las patentes de la vacuna contra Covid-19

Reino Unido, por ejemplo, inaugurará su programa de vacunación en adolescentes de más de 12 años en septiembre. La Unión Europea, a su vez, espera adquirir mil 800 millones de dosis para inocular a niños y adolescentes europeos. Las autoridades sanitarias ya no sólo temen a una nueva ola de contagios, sino a la presencia de nuevas variantes letales y más contagiosas.

En este contexto, la ética médica hace eco alrededor de dichas pretensiones, pues los especialistas señalaron qué tan correcto sería dar inicio a la inmunización de los más pequeños, que no tienen tantos riesgos de padecer gravemente la enfermedad, cuando la población india escasea en vacunas y se enfrenta a una crisis sin par.

nrv

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios