Investigadores proponen radiación UVC para eliminar el coronavirus en los aviones

El método de desactivación del SARS-CoV-2 consistiría en agregar a los sistemas de aire acondicionado, filtros a altas temperaturas, a las que el virus es sensible con la finalidad de destruir los enlaces químicos que lo convierten en infeccioso

coronavirus
Foto: EFE/EPA/FACUNDO ARRIZABALAGA
Ciencia y Salud 21/12/2020 15:33 Redacción CDMX Actualizada 12:44
Guardando favorito...

El Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) diseñará un dispositivo capaz de desactivar el coronavirus en los aviones comerciales, pues desde el control del aire dentro de las cabinas se garantizarían viajes seguros aún cuando algunos de los pasajeros pudieran estar contagiados por Covid-19

El pasado 3 de diciembre, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) alertaron sobre la peligrosidad que implica viajar durante la pandemia. Las posibilidades de infectarse o propagar el Covid-19 en un aeropuerto aumentan, ya que las filas de control de seguridad, así como los espacios cerrados, imposibilitan el distanciamiento social

Por su parte, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estimó que las aerolíneas han perdido por lo menos 256 mil millones de dólares, a nivel mundial, desde que se registraron los primeros casos del Covid-19, a finales del 2019. 

También lee: Nueva cepa del coronavirus: nueve preguntas para entender qué está pasando

En este contexto, el Cinvestav lanzó la propuesta “Eliminación y desactivación eficiente del virus SARS-CoV-2 en cabinas de pasajeros de aeronaves comerciales”. Este proyecto consistirá en el estudio de las formas en que el patógeno se propaga al interior de las cabinas de avión para desactivar su infecciosidad. 

La iniciativa tendrá como objetivo diseñar diferentes mecanismos que impidan la expansión de aerosoles del virus generados por personas infectadas, hacia los asientos de otros pasajeros. Esta idea contará con la colaboración del gobierno del estado de Querétaro junto con “Aerocluster”, una empresa de manufactura aérea. 

aeropuertos_avion_covid-19-coronavirus-sars-cov-2-1.jpg
Foto: EFE/EPA/KIM LUDBROOK

El físico matemático Mauricio López Romero, líder del proyecto, detalló en un comunicado que “la investigación diseñará un modelaje teórico para analizar los mecanismos de evolución de los aerosoles de SARS-CoV-2 en el espacio de las cabinas de avión, con el propósito de entender el comportamiento de las corrientes de aire en el interior de las cabinas de las aeronaves”.

El también Premio Nacional de Ciencias y Artes en Tecnología y Diseño expresó que uno de los objetivos principales será controlar las corrientes de aire al interior del avión, aprovechando la configuración original de las cabinas.

Los especialistas se concentrarán, principalmente, en las salidas de aire limpio, ubicadas en la parte superior. De este modo, generarán flujos de aire ordenados, estratificados y suaves con fuerzas de arrastre suficientemente rápidas para hacer que los aerosoles de virus SARS-CoV-2, expulsados por pasajeros con Covid-19, se conduzcan hacia los filtros de aire acondicionado del avión para ser retenidos. 

También lee: ¿Qué se sabe de la nueva variante del coronavirus detectada en Reino Unido?

Una vez contenido -prosiguió López Romero- el virus se desactivará de manera eficiente. Esto será posible a través de distintos mecanismos. Uno de ellos será mediante radiación ultravioleta de tipo C (de onda corta). Esta estrategia consistirá en iluminar el virus con radiación, destruyendo los enlaces químicos que lo convierten en infeccioso. 

El SARS- CoV-2 se inactiva al ser expuesto a altas temperaturas. De esta forma, los investigadores recurrirán a un proceso de pasteurización mediante el que el patógeno será sometido a altas temperatura, garantizando su eliminación y desactivación en el aire fresco que reingresa a la cabina.

aeropuertos_avion_covid-19-coronavirus-sars-cov-2-2.jpg
Foto: EFE/ Fernando Villar

El científico expresó que la gran ventaja es que este sistema se agregaría a los mecanismos de filtrado ya instalados en la aviación comercial, ahorrándose grandes modificaciones en la configuración de recirculación de aire.

“Con acciones sencillas es posible decrecer significativamente la probabilidad de contagio en las cabinas de pasajeros y mantener los costos de operación de las aerolíneas, garantizando la seguridad sanitaria”, aseguró López Romero. 

De acuerdo con el miembro del Consejo Consultivo de Ciencias (CCCiencias), la investigación buscará la protección de los pasajeros de vuelos y con ello, incentivar el uso de este medio de transporte.

Mauricio López consideró que esta tecnología podrá emplearse en otros espacios cerrados que implican los escenarios de más alto riesgo, como en los sistemas de aire acondicionado de centros comerciales, oficinas o casas.

nrv

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones