“Si imponen una ley, habrá una inconformidad brutal”: Antonio Lazcano

El biólogo e investigador de la UNAM plantea temas que considera debe contener la nueva legislación sobre ciencia, tecnología e innovación

“Si imponen una ley, habrá una inconformidad brutal”: Antonio Lazcano
Antonio Lazcabo. Foto: Archivo
Ciencia y Salud 04/08/2020 03:10 Sonia Sierra Ciudad de México Actualizada 13:08
Guardando favorito...

La nueva ley de ciencia, tecnología e innovación se promulgará en un momento en que la ciencia está siendo “esencial para la supervivencia individual y colectiva”, y eso requiere tener una visión a largo plazo. Se enfrenta, por otra parte, con el tipo de proyecto que empuja la actual directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la doctora María Elena Álvarez-Buylla, que “es una visión completamente centralista, jerarquizada, donde todo el poder está concentrado en el Conacyt”, dice el científico Antonio Lazcano.

El coordinador del Laboratorio de Microbiología del Departamento de Biología Evolutiva de la UNAM habló con EL UNIVERSAL acerca de los temas que considera debe contener la nueva legislación sobre ciencia, tecnología e innovación, así como asuntos que le inquietan al respecto.

“Coincidimos --Prociencia y otros—con que tiene que haber una defensa de los espacios colegiados, autónomos y de participación de la comunidad científica; una defensa de la autonomía de las universidades, de los centros de investigación de los institutos, y garantizar la libertad de investigación y su financiamiento. Que se debe impulsar a la ciencia para el desarrollo y el bienestar social; defender el derecho de toda la población a gozar de los beneficios del desarrollo de la ciencia y la innovación tecnológica”, expone Antonio Lazcano.

También lee: Ley de ciencia, en secreto y lejos de la comunidad

En contraste, añade, “si se aprobaran las propuestas que ha estado defendiendo Conacyt (como el proyecto que en 2019 presentó la senadora por Morena, Ana Lilia Rivera Rivera, que acababa con los órganos colegiados como el Foro Consultivo, Científico y Tecnológico), evidentemente eso violaría la autonomía universitaria y la investigación”.

Para el científico Antonio Lazcano la ley, que normará el derecho humano a la ciencia del que habla la Constitución, debe en primer lugar obedecer a la Constitución, en el sentido de que “la ciencia es un derecho de toda la sociedad”.

Considera que si bien, desde la ley se tiene que impulsar la ciencia para el desarrollo y el bienestar social, no quiere decir esto que piense en que sólo se haga ciencia aplicada… “Le pongo un ejemplo concreto de nuestro laboratorio: trabajamos el origen de la vida, problemas que son esencialmente pasivos, y sin embargo, lo que habíamos estado estudiando sobre como funcionó la replicación, nos sirvió para proponer un medicamente para frenar la replicación del virus del SARS-CoV-2. Entonces cuando uno habla de bienestar social no hay que interpretar eso en términos de una visión pragmática de aplicación inmediata”.

También lee: Epidemias y cambio climático, desafíos para la ley de ciencia

El investigador plantea una serie de temas esenciales que deben ser materia de la nueva legislación como “defender los espacios colegiados, autónomos; garantizar la libertad de investigación; tener una visión a largo plazo para el desarrollo tecnológico de la investigación científica; garantizar una política de descentralización que beneficie a todo el país porque a pesar de que ha habido esfuerzos y tenemos Baja California, Yucatán, Cuernavaca, El Bajío, Michoacán, Veracruz, hay zonas del país que son un vacío en términos científicos; incrementar el gasto nacional en inversión de ciencia y tecnología que teóricamente debe alcanzar el 2% del PIB”.

En cuanto a lo que ha pasado con el proceso de la ley, Lazcano advierte que tanto la directora del Conacyt como el Senado y todo el Congreso, deben entender que si pretenden imponer una ley que no ha sido consultada, lo que va a generar es una inconformidad brutal: “Esto va a dañar al aparato científico mexicano en el momento en que hay una coincidencia a nivel mundial de que la ciencia es esencial para salir de la crisis en la que estamos sumergidos. Si ella (la titular de Conacyt) quiere ir por ese derrotero, lo que va a generar es un rechazo brutal, y la clase política tiene que darse cuenta de la responsabilidad que tiene, responsabilidad que tiene su costo, porque en 2021 habrá elecciones, y la comunidad científica va a votar y a reflejar su inconformidad o no con respecto a lo que está pasando”.

También lee: ProCiencia recibe más de 1,500 propuestas para ley de ciencia

al

Temas Relacionados
Antonio Lazcano ciencia Conacyt
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios