13 | NOV | 2019
Presuntas acusaciones, método de Conacyt para cesar directores
Foto: Foro Consultivo

Presuntas acusaciones, método de Conacyt para cesar directores

17/09/2019
00:10
Leonardo Domínguez
Ciudad de México
-A +A
El exdirector del Instituto Nacional de Astrofísica Óptica y Electrónica, Leopoldo Altamirano, cuenta a EL UNIVERSAL cómo le solicitaron su renuncia por supuestas denuncias en su contra, aunque formalmente ni si quiera ha sido notificado

[email protected]

Por segunda ocasión, en la administración de María Elena Álvarez-Buylla, un director de un Centro Público de Investigación (CPIs) de Conacyt se ve forzado a “renunciar”, por presuntas denuncias consignadas ante la Secretaría de la Función Pública (SFP). Aunque los acusados, en ningún momento, recibieron una notificación formal sobre las imputaciones.

El pasado viernes, el entonces director del Instituto Nacional de Astrofísica Óptica y Electrónica (Inaoe), el doctor Leopoldo Altamirano, anunció en Twitter que, a petición de la doctora Álvarez-Buylla, presentó su renuncia, lo que causo controversia en redes sociales.

Momento después, por la misma vía, la directora de Conacyt lo negó: “No le pedí su renuncia. Le informé de las denuncias en su contra en la SFP y le pedí que si tenían sustento se retirara del cargo. Su renuncia parece confirmar la veracidad de las denuncias.”, escribió.

Según Conacyt, el doctor Leopoldo Altamirano “tiene fincadas 5 denuncias en la SFP, que van desde acoso laboral hasta la asignación de recursos públicos a empresas y personas sin los controles requeridos”.

Respeto la decisión de Conacyt pero no tengo ninguna notificación por escrito de ninguna denuncia. En caso de que llegará, estoy dispuesto a colaborar, a probar que no hice ninguna cosa indebida; además de brindar toda mi cooperación con las autoridades correspondientes para esclarecerlo”, explicó Altamirano a EL UNIVERSAL.

El investigador comentó que su salida fue abrupta, que incluso ese mismo viernes sostuvo una reunión con la directora de Conacyt, en la sede central del Consejo, donde abordaron el presupuesto que le van a designar a Inaoe para 2020 , con un aumento de 12 millones de pesos a comparación del año anterior. Pero que al finalizar el encuentro, Álvarez-Buylla le pidió acudir a su oficina y fue ahí donde le informó de las supuestas denuncias.

“Me señaló que veía oportuno que presentara mi renuncia en bien de la institución. Le dije que no había problema, que ella era mi superior y acaté las instrucciones”, platicó Altamirano. Agregó que le solicitó a la directora retrasar un par de semanas la dimisión para “dejar todo ordenado, pero me pidió checarlo con jurídico. Esta instancia se negó y sin ningún problema firmé mi salida”.

En febrero, a Beatriz Xoconostle, biotécnologa y reconocida por su labor en el mejoramiento de cultivos a semillas genéticamente modificadas, postura contraria a la de la doctora Álvarez-Buylla, también se le solicitó su renuncia como directora del Centro de Investigación Científica de Yucatán. Conacyt argumentó que era “sujeto de investigación” por parte de la SFP, pero a Xoconostle tampoco se le notificó formalmente ninguna acusación.

“No sé si sea un patrón, coincide con lo que sucedió con la doctora Xoconostle. No podría especular, ni quiero causar controversia; me sorprende que esto pase pero acató lo que indica Conacyt”, recalcó Altamirano.

EL UNIVERSAL preguntó a la encargada de prensa de Conacyt, Cristina Pouliot, si había alguna postura institucional sobre la renuncia del doctor Altamirano, pero al cierre de la edición no se obtuvo respuesta.

La situación del Inaoe

A principios de este año, algunos CPIs denunciaron que el memorándum de austeridad, firmado por el Presidente, ponía en riesgo la operación de los Centros, debido a que se comprometían recursos para pagar servicios elementales como la luz o agua.

“Acatamos las reducciones de 50% y 30% en distintas partidas (combustibles, arrendamiento de vehículos, subcontratación de servicios). Ese recurso ya no llegó a Inaoe, seguimos operando y cumplimos cabalmente”, comentó Altamirano.

De acuerdo con el investigador, el Inaoe tiene importantes proyectos en marcha y confía en que el nuevo director les de continuidad, como impulsar un proyecto aeroespacial en Puebla, convertirse en refrentes de la tecnología 4.0 y ser uno de los mejores centro en ciberseguridad. Además apunta que a finales de este año el Inaoe volverá a presentar, en una colaboración internacional, la segunda imagen de un agujero negro.

“El Gran Telescopio Milimétrico (GTM) de Puebla está terminado pero, ahora, buscamos que pueda detectar ondas en el orden de submilimétricas y para eso se requiere una precisión mucho mayor de la que no tenemos. Están desarrollándose varios instrumentos que deben utilizar, aprovechar, la radiación que tiene la antena; esperamos que puedan continuar estos proyectos.

Recientemente, Victor Manuel Toledo, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, enlistó, en una columna periodística, al GTM como uno de los “fracasos e irracionalidades de la ciencia en México”. Aunque la semana pasada, el proyecto por el cual se obtuvo la primer imagen de un agujero negro, y en el que participó México, ganó el Premio Breakthrough, también conocido como el "Oscar de la ciencia" en la categoría de Física Fundamental.

Al respecto de sí había alguna relación entre la columna de Toledo y la salida de Leopoldo Altamirano, el exdirector lo negó categóricamente. “La opinión del señor Toledo es muy respetable pero pondría en la mesa que ese Telescopio, que sí costó un buen de recursos, y que ya funciona completamente, es el más grande de Latinoamérica y es el más grande del mundo en su tipo”, señaló.

“Ese instrumento nos permite colaborar a nivel internacional en proyectos muy relevantes y vendrán mucho más frutos que, con suficiente razón, justifiquen haber creado el GTM; tardamos muchos años pero valió la pena”, reconoce Altamirano.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios