No ocurrirá un "apocalipsis de insectos": estudio

El año pasado la Universidad de Sidney anunció que la desaparición de insectos iba en aumento debido a la pérdida de hábitat, el cambio climático y la contaminación; sin embargo un nuevo estudio señala un incremento en insectos

Estudio indica que no ocurrirá un "apocalipsis de insectos"
Foto: archivo
Ciencia y Salud 24/04/2020 16:14 Redacción México Actualizada 16:14
Guardando favorito...

Las declaraciones que aseguraban la aproximación del “apocalipsis de insectos” han sido desmentidas, gracias a un estudio que sugirió que si bien algunas especies terrestres han disminuido, muchas otras de clase marítima han incrementado.

En abril del año pasado una investigación de la Universidad de Sydney alertó sobre una grave disminución de insectos debido a la pérdida de su hábitat, la contaminación, el uso de plaguicidas y el cambio climático.

El trabajo concluía que en las próximas décadas podrían extinguirse más del 40 % de sus especies, lo que desestabilizaría a las actividades propias del ecosistema, como la polinización. Esta noticia mereció el descrédito del gremio científico, la que tacharon de alarmista.

Recientes estudios, del Centro Alemán para la Investigación Integrada de la Biodiversidad (iDiv, por sus siglas en alemán) refutaron las aseveraciones y demostraron que los insectos acuáticos han aumentado su población.

También lee: Descubren cientos de nuevos virus transmitidos por insectos

insectos_2.jpg
Foto: EFE/Ulrich Perrey, archivo

Jonathan Chase, uno de los autores del trabajo, explicó que el equipo recopiló datos de 166 estudios sobre las especies de insectos en gran parte del mundo.

También evaluaron los factores que podrían haber influido en estas tendencias. “La contaminación del agua ha disminuido en muchas partes del mundo, y esto puede ser parte de la razón por la que vemos incrementos en los insectos acuáticos”, determinó Chase.

También lee: Insectos la fuente principal de alimento para 2050

En cuanto a las especies terrestres, el experto contó que no encontraron señales de disminución y “las tendencias negativas fueron más débiles en zonas designadas como áreas protegidas, que son utilizadas en menor medida por los humanos para la agricultura y otras actividades”.

Los autores reconocieron la necesidad de ampliar las investigaciones con la finalidad de conocer las “formas de lograr un mejor equilibrio entre el impacto del ser humano y el mundo natural”.

Jonathan Chase advirtió que “hay una verdadera preocupación y una necesidad de encontrar maneras de minimizar nuestra huella en el mundo para el beneficio de los insectos y de tantas otras especies con las que compartimos la Tierra”.

fjb
 

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios