El punto Nemo, "cementerio" de desechos espaciales

En este cementerio ya cayeron entre 250 y 300 aparatos espaciales en fin de vida. El más célebre sigue siendo la estación espacial soviética Mir de 120 toneladas

El punto Nemo, "cementerio" de desechos espaciales
(FOTO: Archivo/EL UNIVERSAL)
Ciencia y Salud 30/03/2018 15:10 AFP Actualizada 15:10

La estación espacial china Tiangong-1, que se prevé su caída descontrolada el domingo, debía hacer un ingreso controlado a la atmósfera para caer en el cementerio de objetos espaciales conocido como punto Nemo, el lugar más aislado de la Tierra.

El punto Nemo "está frente a las costas de la Antártida, de Nueva Zelanda, de las islas Pitcairn y de Chile", explica a la AFP Stijn Lemmens de la Oficina de desechos espaciales de la Agencia Espacial Europea (ESA) enm Darmstadt.

Este lugar perdido en el medio del Pacífico, llamado "polo de inaccesibilidad" o punto Nemo en homenaje al capitán de Jules Verne, representa el lugar más aislado del mundo, distante de 2.688 km de la primera tierra seca, la isla Ducie, un atolón deshabitado.

"Es más bien una zona antes que un punto", explica Florent Deleflie, astrónomo del Observatorio de París. "Y como esta zona es muy amplia, es la más propicia para este tipo de operación", agrega el astrónomo precisando que "incluso en caso de caída controlada existe duda sobre el punto de ingreso del aparato en la atmósfera".

Es además un lugar en el que parece que hay poca fauna y flora, subraya Stijn Lemmens.

"Se lo utiliza por lo tanto como descarga, o 'cementerio espacial'", añade el especialista de la ESA.

En este cementerio ya cayeron entre 250 y 300 aparatos espaciales en fin de vida. El más célebre sigue siendo la estación espacial soviética Mir de 120 toneladas.

"Actualmente se lo utiliza mucho para las naves de carga Progress que llevan equipamiento a la Estación Espacial Internacional (ISS)", dice Stijn Lemmens. La enorme estación internacional debe terminar sus días en el punto Nemo en el año 2024.

Pero aunque la zona esté desierta, cuando un artefacto espacial inicia su caída hacia el cementerio, "se avisa al tráfico aéreo así como a la navegación marítima", explica Florent Deleflie.

La estación espacial china, que debe desintegrarse el domingo al ingresar en la atmósfera, fue puesta en órbita en 2011. Como la mayoría de los artefactos espaciales debía efectuar un ingreso controlado en la atmósfera terrestre, pero dejó de funcionar en marzo de 2016.

jpe

Comentarios