Aerosoles, responsables de la mayoría de contagios

Un estudio revela que hay dos posibles vías de transmisión de Covid-19 en espacios cerrados: la producida por aerosoles de tamaño mínimo y por la propagación mediante núcleos de gota. Las personas asintomáticas no suelen generar aerosoles de tamaño mayor a cinco micras

Coronavirus en espacios cerrados
Los espacios cerrados y con mala ventilación podrían propiciar el contagio de coronavirus. Foto: AP Photo/Mark Lennihanb, archivo
Ciencia y Salud 16/07/2020 12:48 Actualizada 12:48

Tras la publicación de una carta en donde 139 científicos consideraron que, de acuerdo a evidencia existente, la transmisión de Covid-19 a través de núcleos de gota en espacios cerrados es posible, se ha puesto mayor atención al uso compartido de espacios en donde intervienen tres o más personas, pues se cree que la mayoría de contagios se han producido en estos escenarios.

En el estudio titulado “Transmisión interior de SARS-CoV-2”, realizado alrededor de 320 municipios chinos, publicado en “medRxiv”, el investigador Hua Qian sugirió que los modos de súperpropagación del virus en ambientes interiores, coinciden con dos posibles vías de transmisión: la producida por aerosoles de tamaño mínimo y por la propagación mediante núcleos de gota.

De acuerdo al grupo de expertos, la transmisión aérea por núcleos de gota, (airborne transmission en su acepción original) “es la propagación de un agente infeccioso causado por la diseminación de núcleos de gotas”,  esto quiere decir, aerosoles con un tamaño menor a cinco micras, unidad equivalente a la milésima parte de un milímetro, y que mantienen su infecciosidad mientras se encuentran suspendidos en el aire, “a largas distancias y en el tiempo”.

Qian y su equipo explicaron que las personas asintomáticas no suelen generar aerosoles de tamaño mayor a cinco micras (droplets), a través de los estornudos o la tos, por consiguiente, deben considerarse otras vías de transmisión para este tipo de casos, como podrían ser por medio de “fómites”, que son objetos y superficies donde se deposita el patógeno, o a través de la vía aérea por pequeños aerosoles (airborne).

Sin embargo, los científicos advirtieron que los aerosoles generados por la respiración, el habla y la tos de las personas pueden variar en un tamaño menor o mayor a las cinco micras. “Por tanto, una persona próxima a la fuente de emisión podría inhalar aerosoles de distintos tamaños”, determinaron en el estudio que se llevó a cabo durante el mes de febrero.

Entre estas evidencias, tomaron en cuenta que el virus SARS-CoV-2 puede emplear, simultáneamente, la vía de propagación por aerosoles de tamaño superior a cinco micras (droplets) y la vía de propagación mediante aerosoles de tamaño inferior a cinco micras (airborne), y descubrieron que estos últimos se mantienen mayor tiempo suspendidos en el aire, pues no son tan pesados y las personas expuestas podrían inhalar un número mayor de aerosoles de pequeño tamaño.

Después de que estas afirmaciones se hicieran públicas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconsideró esta posibilidad, pues en el pasado descartó que la transmisión del Covid-19 se pudiera efectuar mediante aerosoles pequeños, pero advirtió que en la actualidad, ninguna de las evidencias científicas son concluyentes.

En el caso hipotético que se aceptaste esta propuesta, los científicos expusieron que deberán de establecerse medidas específicas con el fin de reducir los riesgos de contagio en los espacios cerrados.

Entre estas medidas, recomendaron el incremento de ventilación natural ¿cómo podría lograrse esto sin la intervención de un sistema de climatización? Sería posible por medio de la apertura de puertas o ventanas.

Otra de las recomendaciones fue la adecuación de equipos de filtración y purificación de aire, efectivas en la inactivación de virus con el cuidado de que estas tecnologías se pueden implementar en equipos de climatización que ya existan y no implique la compra entera de nuevos equipos, además de que estos no provoquen otras problemáticas, como lo sería la producción de contaminantes como el ozono (O3).

fjb
 

Comentarios