Ciencia LGBT+ y la deserción profesional por discriminación

El astrofísico español Javier Armentia remarcó la importancia de visibilizar referentes científicos de la comunidad para alentar a las infancias y juventudes que forman parte de dicha sociedad

Ciencia LGBT+ y la deserción profesional por discriminación
Javier Armentia Fructuoso, astrofísico. Foto: Javier Armentia
Ciencia y Salud 27/06/2021 17:02 Mariana Lebrija Clavel México Actualizada 18:30
Guardando favorito...

Desde hace cuatro años, el astrofísico Javier Armentia Fructuoso ha dado voz a la comunidad científica LGBTTTIQA a través de un blog que, en muy poco tiempo, se convirtió en una asociación que vela por la inclusión y visibilidad de este grupo dentro de la academia y los centros de investigación. Hoy recuerda que la discriminación tiene un efecto claro en la evolución de las carreras científicas, que muchas veces, son abandonadas por el acoso ejercido en las áreas de trabajo.

javier_armentia_fructuoso_astrofisico_prisma_ciencia_lgbt_planetario_de_pamplona.jpg
Foto: Javier Armentia 

A propósito del 28 de junio

En el marco del Día Internacional del Orgullo LGBT+, el científico español, en entrevista con EL UNIVERSAL, señaló la importancia de reconocer a las personas que hacen ciencia con identidades sexuales diversas.

La lucha del divulgador comenzó el 27 de junio del 2017, cuando publicó “¡Hola mundo!” la primera entrada del blog Ciencia LGTBIQ. En España, la posición de la B y la T, dentro del acrónimo, se invierten.

El director del Planetario de Pamplona ubicado en Navarra, España, mencionó que si bien, este no fue el primer sitio web dedicado a la temática LGBT+, no existía un espacio dirigido específicamente a las áreas de ciencia, tecnología e innovación.

Lee también: Orgullo LGBT+ ¿Cuál es la diferencia entre travesti, transexual y transgénero? 

“Eso me facilitó establecer contacto con más gente y con movimientos que se establecían en diversas unidades de igualdad, así como con investigadoras e investigadores de distintos organismos, como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)”, recordó.

Estos esfuerzos dieron lugar a la asociación PRISMA, que desde el 2019 trabaja por la diversidad afectiva sexual científica. Armentia Fructuoso expuso que en lo que va de los últimos dos años, este proyecto ha generado una serie de actividades en conjunto del Ministerio de Ciencia e Innovación y con comunidades autónomas.

prisma_ciencia_lgbt_2019.jpg
Comunidad que integra la asociación PRISMA. Foto: Javier Armentia 

“Que ha cambiado casi todo, afortunadamente, y en el camino se han incorporado muchas voces que dan miradas fundamentales a esta lucha”, reflexionó el divulgador.

En la actualidad, esta sociedad colabora en la construcción de futuras leyes inclusivas, una de ellas es la Ley trans. De acuerdo con el experto, esta propuesta se aprobará en las próximas semanas.

“En España se despatologizará la transexualidad, es decir, la persona determinará su género por elección, sin que esta decisión sea mediada por dictámenes médicos o psicológicos previos, sino porque la persona sugiere expresarse de esa manera”, detalló.

Lee también: El LGBTI de la diversidad sexual y de género

La investigación científica -agregó- permite decir que la autodeterminación de género es perfectamente asumible: “no hay ninguna patología ahí”.

Armentia enunció que buscan que estos planteamientos sean conocidos por la clase política, que es quien toma las decisiones y, habitualmente, se guían por las ideologías y los prejuicios, por encima de los datos.

“Esto es un trabajo que estamos haciendo y que es muy duro, pero que también es muy necesario”, emitió.

¿Cómo desterritorializar la ciencia del plano hetero, hay una fórmula para ello?

“No la hay, ojalá fuera tan sencillo como pegarle a un interruptor. Ojalá pudiéramos quitar todos estos tipos de brechas que existen en tantos temas, pero no es así”, articuló.

Sin embargo, Javier Armentia aseguró que tienen muy claro los frentes mediante los que deben trabajar para obtener espacios más inclusivos. Para el astrofísico uno de los puntos clave es la visibilización de referentes científicos que alienten a las infancias y juventudes LGBT+ a optar por estos estudios.

Del mismo modo que ocurre en el feminismo, en las ciencias hay muy poca información acerca de las personas no heterosexuales que se dedican a la investigación, lo que podría desalentar a la juventud que se interesa por estas disciplinas y, que por falta de figuras con las que se identifiquen, opten por dedicarse a otra profesión u oficio.

feminismo_marcha_2020.jpg
Marcha Día Internacional de la Mujer en México. Foto: Mariana Lebrija Clavel 

En una investigación de “Science Advances”, publicada en enero de este año, se documenta las desventajas a las que se enfrentan las y los profesionales lesbianas, gays, bisexuales, transgénero y queer, en torno a las ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).

Lee también: Ganadores del Asturias resaltan la labor colectiva en la ciencia

Según este estudio, los grupos LGBT+ tenían más posibilidades de experimentar limitaciones, acoso y devaluación profesional, en comparación con sus colegas heterosexuales. Esta situación propició que el 22% de la comunidad considerara abandonar su profesión, al menos una vez al mes, y 12% planeaba hacerlo en los próximos cinco años.

El pensamiento científico ¿innovación o estancamiento?

Armentia Fructuoso reconoció que, en general, la comunidad de la ciencia ha sido muy tradicional. Además, las personas tienen una idea preconcebida acerca de la personalidad de los investigadores, en las que se considera que tienen muy pocas habilidades sociales. “Esto ha venido muy bien”, pues los ha liberado de asumir un papel en donde es necesaria la mirada crítica.

“Hubo excepciones, como sucedió ante el uso de la bomba atómica o la necesidad de la ética en la investigación científica”, señaló.

En este contexto, el astrofísico manifestó que la ciencia se enfrenta a una paradoja, Por un lado, se supone que tiene que ser libre y refutar las hipótesis que funcionaron en el pasado, pero que día a día son desmentidas o respaldadas por los avances tecnológicos, y por otra parte, niega las nuevas formas de pensar.

“Dentro de la ciencia han convivido dos tendencias: una de orden más tradicional y otra más innovadora que se respalda en nuevas explicaciones y no se queda con lo antiguo. Nosotros buscamos un balance con esta segunda ciencia y confrontarla es necesario. Buscar un camino abierto lleno de posibilidades”, aseveró.

prisma_lgbt_ciencia_queer_stem.jpg
Foto: Javier Armentia 

Queerizar el género

El científico español remarcó que el interés por recalcar la presencia de lo LGTB+ en la ciencia, es un resultado natural de la época actual, en la que la expresión de género se ha distanciado de la concepción binaria, que indica que lo “normal” es calificarse como mujer u hombre.

Lee también: La ciencia en Borges, Bioy Casares y Arreola, en un curso gratuito

Fructuoso destacó que, actualmente, hay una verdadera reclamación social en torno al derecho de expresarnos y vivir con mucha más libertad de lo que solíamos hacerlo.

“No hace mal a nadie. Estamos haciendo que mucha más gente se sienta incluida en los proyectos de la sociedad, que necesita de todas las voces y de todas las manos”, puntualizó.

¿Posiciones de privilegio en la comunidad LGBT+?

El experto señaló que, en efecto, los gays tienen mayor espacio dentro de la ciencia, pero que es esencial visibilizar a todas las letras del colectivo: “darles su voz”.

Hay que tener en cuenta que la discriminación gay es mucho menor que en comparación de la de las lesbianas. A su vez, la lesbofobia es mucha más baja que la bifobia. El acoso a las personas trans es distinto también, dimensionó.

Incitar intersubjetividades inclusivas y heterosexualidades menos compulsivas

Para Javier Armentia los objetivos están claros. Reconoce, también, que no se conseguirán brevemente, pero ese no es el reto prioritario, sino propiciar entornos de trabajo y espacios sociales inclusivos y diversos.

pride_marcha_lgbt.jpg
Foto: AP

“(Buscamos) aprovechar las capacidades de todas las personas, que somos ciertamente cada una de nosotras distinta, crear los pasos que faciliten y destierren las políticas y declaraciones de odio que hay en la LGBTfobia, y que, con las redes sociales, además, se están incorporando a la realidad diaria”, concluyó.

mlc

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios