Se encuentra usted aquí

Gran temporada sobre césped

Si alguna vez hubo un escaparate para la verdadera profundidad y versatilidad del tenis masculino, la temporada de césped de 2018 fue un ejemplo clásico
Gran temporada sobre césped
22/07/2018
00:50
-A +A

Si alguna vez hubo un escaparate para la verdadera profundidad y versatilidad del tenis masculino, la temporada de césped de 2018 fue un ejemplo clásico. El tour prolongado en la superficie más tradicional produjo siete ganadores diferentes y algunos partidos realmente memorables. Todo culminó con la victoria en Wimbledon de Novak Djokovic.

El serbio salió de un periodo difícil en su carrera. Su cautivadora victoria en semifinales, en cinco sets, sobre Rafael Nadal fue uno de los mejores partidos de la campaña hasta ahora, y su victoria sobre el valiente Kevin Anderson en la final fue una excelente manera de validar su regreso a los niveles más altos del juego.

Fue su título 13 en Grand Slam y el cuarto en el sagrado césped londinense. Anderson también tuvo un Wimbledon para recordar y su extraordinaria victoria en semifinales, de seis horas y 36 minutos, sobre John Isner pasará a los libros de historia como la semifinal masculina más larga registrada. 

El quinto set (26-24) fue otro recordatorio de la brutal naturaleza de los gladiadores. Después de una batalla tan colosal, fue una lástima que un jugador inevitablemente no llegara a alcanzar su primera disputa por el trofeo.

La batalla dejó a Isner y Anderson física y mentalmente agotados, pero demostró la valentía de ambos.
Roger Federer, derrotado en cinco sets en cuartos de final  por Anderson, se adjudicó la victoria en la Copa Mercedes de Stuttgart, pero sufrió un revés en el Gerry Weber Open en Halle, con el talentoso Borna Coric.

Richard Gasquet, un elegante exponente sobre césped, ganó el Libema Open y los talentos de Mischa Zverev estuvieron en exhibición en Eastbourne, al ganar el Nature Valley International, el primer título ATP World Tour de su carrera. Mientras tanto, Damir Dzumhur triunfó en el Turkish Airlines Open en Antalya y Marin Cilic logró una gran victoria en el Campeonato Fever-Tree en el Queen’s Club de Londres.

El enfoque del mundo del tenis pronto se convertirá en el corazón del tour de cancha dura de verano en América del Norte, que culmina con el último Grand Slam  de la temporada: el US Open, que se realiza  en Nueva York, a finales de agosto.

La temporada de canchas duras  está anclada por dos eventos ATP World Tour Masters 1000: la Rogers Cup, en Toronto, y el Western & Southern Open, en Cincinnati. Con 1000 puntos de ranking ATP para los eventuales campeones, estos eventos atraen a las estrellas más importantes del juego y generan un gran número de seguidores.

Este año habrá un factor adicional a destacar en varios de los torneos en el tour de América del Norte, incluyendo el Citi Open en Washington DC, Toronto, Cincinnati y el Abierto de Winston-Salem.