Superávit pasa sin cambio en Ley de Ingresos de la Federación 2020

Diputados avalan mantener disciplina fiscal el próximo año; dictamen contempla ingresos por 6.1 billones de pesos

Superávit pasa sin cambio en Ley de Ingresos de la Federación 2020
Foto: Archivo. EL UNIVERSAL
Cartera 19/10/2019 02:45 Leonor Flores y Horacio Jiménez Actualizada 06:34

[email protected]

El pleno de la Cámara de Diputados avaló ayer mantener la disciplina fiscal, al respetar el superávit primario propuesto por el Ejecutivo para 2020, de 0.7% del Producto Interno Bruto (PIB), con el fin de no endeudar más al país y sólo para pagar intereses de los pasivos.

Por mayoría, diputados de la Cuarta Transformación aprobaron el dictamen del proyecto de decreto de la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2020, que contempla percepciones totales por 6.1 billones de pesos, que representan un aumento de 7 mil millones de pesos respecto a la iniciativa original.

El dictamen fue avalado sin ningún cambio en el marco macroeconómico, luego de las tentaciones que surgieron durante el análisis y discusión de la iniciativa en San Lázaro para bajar más el superávit primario en el balance del gobierno federal, que iba en contra del compromiso para la estabilidad en las finanzas públicas y que aumentaría el riesgo de un mayor deterioro de la nota crediticia de México por parte de las calificadoras.

Al defender el documento que fue enviado al Senado, el diputado Pablo Gómez (Morena) afirmó que el superávit es el único colchón del que se puede echar mano para evitar que la deuda se convierta de difícil manejo. Pidió hacer un esfuerzo en eficiencia recaudatoria, gastar mejor y combatir la corrupción.
18oct19-ajusteingresos.gif

A quienes votaron en contra, les dijo que lo hicieron porque no encontraron los estímulos “ratoneros” de toda la vida ni las prebendas para la clase alta.

Propuso a sus compañeros diputados un pacto político para pensar una reforma fiscal más adelante.

El PRI y el PAN fueron en contra del dictamen al considerar que hicieron falta más ingresos para poder atender a sectores vulnerables, como el agropecuario.

Personas inconformes de ese sector mantuvieron bloqueos en las instalaciones de la Cámara Baja en demanda de más recursos.

El marco. Se autorizó una meta de crecimiento de entre 1.5% a 2.5%, inflación de 3%, un tipo de cambio de 20 pesos por dólar y un precio promedio del petróleo de 49 dólares, con una plataforma de producción promedio de un billón 951 mil barriles diarios.

Para 2020, el gobierno federal tendrá un techo de endeudamiento interno de 532 mil millones de pesos y externo de 5 mil 300 millones de dólares, con una disminución de 1.2% en el costo financiero de la deuda en términos reales.

La carátula de la LIF contempla mayores ingresos presupuestarios en comparación con la iniciativa presentada el pasado 8 de septiembre por el pago de derechos del sector agropecuario, de 585 millones de pesos, y de 6 mil 396 millones de pesos derivados de límites a estímulos fiscales en combustibles otorgados a maquinaria y transporte.

Respecto a 2019, significa un aumento de 265 mil 257 millones de pesos. La recaudación de impuestos para el siguiente año será de 3 billones 505 mil 822 millones de pesos, frente a 3 billones 499 mil 425 millones de pesos que contenía la iniciativa original.

En la sesión, se aceptó la propuesta del diputado Sergio Mayer (Morena) para dar un estímulo fiscal de 6 millones de pesos para que las librerías de menor tamaño puedan aplicar deducciones de las ventas de periódicos, libros y revistas.

Se aprobó un ajuste al alza en los ingresos por medio del Impuesto Sobre la Renta (ISR), con lo cual pasaron de un billón 846 mil 455 millones de pesos a 852 mil 852 millones de pesos.

Para el caso del IVA y de los impuestos especiales a los refrescos y cigarros, entre otros, la captación se mantuvo con el mismo monto, que es de un billón de pesos y de 515 mil 733 millones de pesos, respectivamente.

Comentarios