Seade: si no se ratifica T-MEC, hay un plan B

En caso de que el Congreso de EU frene acuerdo, se puede echar a andar una versión “re ducida” del mismo, dice

Cartera 22/11/2018 04:03 Alejandra Canchola y Horacio Jiménez Actualizada 04:38

[email protected]

Jesús Seade Kuri, negociador en jefe del equipo de transición del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para el nuevo tratado comercial con Estados Unidos y Canadá (T-MEC), sostuvo que en caso de que el Congreso estadounidense no ratifique el documento, una opción sería implementar una versión reducida del tratado y volver a negociar.

“Si ellos no lo aprueban no van a tener capital político para salirse, entonces, para mí, políticamente, la alternativa a que se apruebe en el Congreso de EU el nuevo tratado es que nos quedemos con el acuerdo y poner en marcha una versión reducida”, dijo.

En entrevista con medios en la Cámara de Diputados, explicó que sólo es una posibilidad, porque el tratado como se firmará en Argentina el próximo 30 de noviembre sólo puede caerse si alguna de las partes se niega a negociar.

Durante su participación en el Foro Perspectivas para el mundo laboral “Tareas legislativas pendientes y nuevo tratado comercial”, el economista explicó que lo que pide el Congreso estadounidense son reformas comerciales al tratado, no laborales, pese a que involucra el sistema de sindicatos que tiene México.

De acuerdo con Seade, uno de esos temas era que si un producto fue elaborado en una empresa con sindicato de trabajadores, éste fuera avalado por un instituto que se creara con el nuevo tratado.

“Nosotros dijimos que no por un sentido de dignidad, y entonces se las cambié, les dije que aceptaríamos si nosotros pedíamos lo mismo para ellos, y ellos no tienen un control, un padrón”, declaró.

Además, sostuvo que las reformas en materia laboral que impulsó el equipo de transición para aplicar a la legislación mexicana no comprometen la firma del tratado, porque solamente sirven de garantía a Canadá y Estados Unidos de que México acoplará la Ley Federal del Trabajo a los nuevos lineamientos internacionales.

Precisó que, en un principio, fue un compromiso del equipo de negociación tener listas las reformas antes de la firma del tratado, pero con el paquete de reformas que se deben aprobar para antes del inicio del gobierno de López Obrador, se dejó para fin de año.

Comentarios