Peligra calificación crediticia de México, advierte Oxford

Es decepcionante avance económico, dice; en riesgo, el grado de inversión

Cartera 18/02/2020 02:08 Inder Bugarin / Corresponsal Actualizada 03:42

Bruselas.— El grado de inversión de México se ubica en una ruta de deterioro, advierte la firma Oxford Economics en sus previsiones de calificación crediticia para 2020.

Si bien las sólidas métricas fiscales mostradas colocan a la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador como una “especie rara” en el contexto del “populismo austero”, el país se acerca a una rebaja en su nota crediticia.

La consultora británica sostiene que México está en el radar de las agencias calificadoras por la caída de la demanda interna y el perfil de vencimiento de deuda de Pemex.

“Si López Obrador decide apegarse a la ideología en lugar del pragmatismo y el crecimiento continúa decepcionando (como creemos), México no podrá escapar de un par de rebajas de calificación este año, lo que puede poner en riesgo su grado de inversión a futuro”, advierte.

“Nuestra reciente evaluación de la calificación crediticia de ‘valor razonable’ sugiere que Chile y México podrían obtener una baja de calificación este año, mientras Brasil debería esperar una mejora”, apunta.

Prevé que la calificación crediticia para México, ubicada en BBB+ por S&P se degrade a BBB; lo mismo anticipa con Moody’s, de A3 a Baa1, y con DBRS, BBB (high) a BBB. Estima que se conserve en BBB con Fitch.

“Si bien una de nuestras mayores previsiones para 2020 es que la región enfrente un año menos turbulento, también creemos que los eventos de 2019 pueden tener consecuencias en la calificación crediticia (….) México se acercará a perder su sello de grado de inversión”.

17feb20-economica.gif

El reporte, elaborado por los economistas Marcos Casarin, Felipe Camargo y Joan Domene, muestra un consenso sobre “el decepcionante” desempeño de la economía mexicana y riesgos de recaudación fiscal.

Pemex, situación delicada. También hace referencia a la situación de Pemex y las consecuencias para la economía y las finanzas públicas.

“El deficiente crecimiento pone a prueba los instintos de austeridad de López Obrador, mientras que Pemex es un riesgo latente”.

Afirma que el gobierno apuesta a la autosuficiencia petrolera con mínima participación privada y ejerce una presión innecesaria en Pemex, que pasa aprietos por su baja rentabilidad y altos costos de deuda.

Del escaso crecimiento de la economía, señala que está poniendo en riesgo los objetivos de superávit privado cercano a 1% del PIB, al tiempo que se agota el Fondo de Estabilización de Ingresos Petroleros. La extracción de fondos puede dejar a México sin reservas para afrontar próximas crisis externas, alerta.

Comentarios