21 | ENE | 2020
Desde junio pasado la inflación no subyacente aumentó, reflejándose en los precios de energéticos como la gasolina y el gas LP, informó Banxico. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL

Mayor incremento que en enero de 2017

01/09/2018
03:36
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

Los precios de las gasolinas han subido más que cuando comenzó el proceso de liberalización en enero de 2017, destacó el Banco de México (Banxico).

“Aquí la mala noticia es que para junio, julio y lo que va de agosto, el crecimiento de los precios de los energéticos ha sido, de hecho, hasta en el margen mayor que el aumento que tuvieron en enero de 2017”, señaló el director General de Investigación Económica, Daniel Chiquiar.

Al participar en el octavo Congreso de Investigación Financiera del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), precisó que “actualmente casi dos puntos de la inflación están explicados por el aumento en los precios de los energéticos, básicamente por las gasolinas y el gas licuado de petróleo [LP]”.

Refirió que en enero del año pasado hubo un “brinco muy importante” asociado con el aumento en los precios de las gasolinas y otros energéticos, derivado de su proceso de liberalización.

“En enero de 2017 tuvimos un problema temporal, pero de magnitud importante en la inflación por el aumento de los precios de las gasolinas. Eso ya se había mitigado a principios de [este] año, [pero] otra vez estamos enfrentando el mismo problema”, advirtió Daniel Chiquiar.

print_65711438.jpg
 

Lo anterior hizo que durante el año pasado el Banco Central actuara para evitar que ese tipo de choque de precios condujera a un “desanclaje” de las expectativas de inflación y dificultara la convergencia hacia la meta de 3%, señaló.

Luego, recordó que a principios de 2018 se deshizo el efecto aritmético del aumento en los precios de los energéticos, si bien la inflación no subyacente seguía en niveles muy elevados, de entre 7% y 8% muy por encima del objetivo.

Comentó que Banxico publicó a principios de este año un pronóstico para la inflación en el país que se fue cumpliendo durante los primeros cinco meses, pese a que la inflación no subyacente estaba relativamente elevada.

Sin embargo, dijo que a partir de junio la inflación no subyacente volvió a aumentar, sobre todo reflejando el incremento en los precios energéticos, en particular de la gasolina y el gas LP.

Un elemento que ha contrarrestado este efecto, aseguró, es que los precios de frutas y verduras están muy por debajo de la inflación; de hecho, en algunos casos han bajado.

Desbordamiento. Daniel Chiquiar argumentó que esa es la razón de la postura monetaria restrictiva que ha adoptado el Banco Central, pues con ello están evitando un desanclaje en las expectativas de la inflación.

La tasa de referencia pasó de estar en niveles mínimos de 3%, en los que se encontraba en gran parte de 2015, a 7.75% dado el comportamiento de la inflación. “Eso ha implicado cierto apretamiento de las condiciones de la economía”, precisó.

“Gracias a la postura monetaria que hemos tomado, hemos evitado el desanclaje en las expectativas de inflación, hemos evitado que los agentes económicos empiecen a pensar que la inflación se va a desbordar y entonces empiecen a subir los precios de una manera indiscriminada”, esgrimió.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios