Suscríbete

El salario mínimo puede subir a 102 pesos diarios: Coparmex

El alza puede acordarse en diciembre para entrar en vigor el próximo año, dice; la confederación descarta efectos inflacionarios o un impacto en la economía

Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, sugirió que la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos debe cambiar de funciones, de manera de operar, e incluso tener un nuevo nombre. Foto: ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL
Cartera 21/11/2018 04:44 Ivette Saldaña Actualizada 04:59

[email protected]

En el país existen las condiciones necesarias para incrementar el salario mínimo en el país de 88.36 a 102 pesos diarios, por lo que debiera haber consenso para aumentarlo a partir del 1 de enero de 2019, dijo el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos.

El aumento bien podría acordarse en las negociaciones de diciembre para que el próximo año entre en vigor y los trabajadores cuenten con 102 pesos diarios, que es el monto que se requiere para alcanzar la línea de bienestar, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluacion de la Politica de Desarrollo Social (Coneval).

“La Coparmex ha venido planteando desde hace tres años una nueva cultura salarial, que tiene como primer objetivo el hecho de que el salario mínimo general alcance la línea de bienestar. Impulsando esta cultura salarial en los últimos años se han tenido aumentos importantes y esperamos que en la negociación de diciembre podamos llegar a 102 pesos, este debiera ser el objetivo mínimo”, dijo en conferencia.

El alza salarial no tendría efectos inflacionarios ni generaría otro tipo de impactos en la economía, como ya se comprobó en anteriores ocasiones, explicó De Hoyos, y debe considerarse el incremento, que sería el más importante de los últimos años.

Consideró que la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) debiera de cambiar en cuanto a sus funciones y manera de operar, y hasta llamarse distinto.

“La propuesta de la Coparmex no es que desaparezca la Conasami: se requiere que exista una institución tripartita. Planteamos que tiene que haber una refundación, incluido cambio de nombre y ampliación de su mandato, para que este órgano del Estado mexicano tenga a su cargo la administración de la política de remuneraciones del país, del salario mínimo”, agregó.

Sin embargo, no coincidió con la propuesta del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de duplicar el salario mínimo en la franja fronteriza. “Preferimos que se mantenga una sola zona económica salarial”, afirmó De Hoyos, y lo mejor sería tener un objetivo nacional de incrementar el salario y no sólo concentrar el beneficio en la frontera.

Contrato colectivo. El líder del sindicato patronal expuso que en materia laboral se esperan varios cambios que deben surgir de una consulta amplia, ya que se necesita legislar las modificaciones al artículo 107 y 123 constitucional en materia de justicia laboral, así como en la ratificación del Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo, como parte de lo negociado en el Tratado de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

De Hoyos dijo que Coparmex no es tá en contra de los cambios laborales que lleven a una mayor libertad sindical, sino que temen de una atomización sindical que dificulte las revisiones de contratos colectivos y, eventualmente, conduzca a la parálisis.

“La libertad y democracia sindical no tienen que llevar a la atomización, se piden sindicatos más transparentes (…) Debe tenerse cuidado de que, si bien habrá pluralidad de sindicatos en una sola empresa y democracia, se propone que quien tenga la mayoría tenga la titularidad del contrato colectivo”, explicó.

Dijo que cuando menos en los cambios a las leyes laborales debieran considerarse exigencias como la gradualidad en la implementación de los nuevos modelos, agilizar la revisión de los contratos colectivos, evitar la atomización sindical y conservar la representación tripartita en los órganos de conciliación, entre otras.

Comentarios