Ya puedes traspasar tu hipoteca; Infonavit explica cómo

Estudia plan para que sea ágil, seguro y financieramente viable; vivienda no debe ser ancla para que trabajador cambie de empleo
David Penchyna Grub Director del Infonavit (CRISTOPHER ROGEL BLANQUET. EL UNIVERSAL)
06/02/2018
03:30
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

Como parte de su estrategia de modernización y adaptación a las nuevas necesidades de sus derechohabientes, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) facilitará el traspaso de una hipoteca cuando los acreditados necesiten mudarse de casa.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el director general del Infonavit, David Penchyna Grub, dijo que están terminando los estudios de movilidad de los derechohabientes para tener un diagnóstico completo de cómo enfrentar el tema con los productos adecuados.

“Estamos viendo cómo hacer que la vivienda no sea un ancla para el trabajador. La realidad del siglo XXI son dos: uno, todo el tema tecnológico te lleva a que tus capacidades se puedan ampliar de manera más rápida y dos, eso genera una gran movilidad social y laboral”.

“El hecho de que un trabajador se cambie de empleo es más relevante que en el siglo pasado y no puede ser que si un trabajador tiene una casa, ante una mejor oferta laboral producto de su capacidad, la casa sea un ancla”, comentó.

El Infonavit buscará que el traspaso sea de una manera ágil, segura, financieramente viable y que le permita al trabajador comprar otra vivienda.

Actualmente, traspasar un crédito hipotecario del Infonavit es un proceso complicado y el instituto no tiene la estructura para hacerlo.

El acreditado, así como el interesado en adquirir la vivienda, deben asistir al Infonavit a integrar un expediente y, si todo está en orden, se debe acudir ante un notario para formalizar la operación de traspaso del crédito.

El notario cancelará la hipoteca y con el crédito Infonavit del comprador se terminará de pagar la deuda, pero hay que considerar el pago de impuestos y honorarios, además de otras cuestiones de cada hipoteca.

“Queremos traspasar el crédito pero estamos trabajando en ello, no estamos facilitándole la vida al trabajador, no tenemos los productos para hacer eso y la realidad es que para que eso ocurra es una tortura. Tienen que esperar a vender su casa, liquidar el crédito y luego comprar otra y eso lleva tiempo, dinero y esfuerzo. El Infonavit tiene que ser un aliado, es la realidad porque eso nos está dictando el mercado”, indicó Penchyna.

Agilidad

El Infonavit también trabaja en la modernización de su ley para tener procesos administrativos más ágiles, para lo cual invertirá en sus sistemas para dar un servicio más digital.

Penchyna Grub destacó que se han modernizado las oficinas y se actualizaron los sistemas de cómputo para apostar a una estrategia digital de acercamiento al derechohabiente.

Recientemente, el Infonavit eliminó la necesidad de interponer un juicio para recuperar el ahorro de la Subcuenta de Vivienda de los derechohabientes fallecidos.

Ahora, los parientes directos de un derechohabiente fallecido podrán reclamar el ahorro acumulado en la subcuenta de vivienda en una ventanilla única y sin litigio.

El Instituto tiene 30 mil juicios de este tipo, de los cuales, 9 mil casos ya están avanzados y por resolverse.

“Nuestros estatutos mandaban, en función del derecho laboral, que un trabajador que había fallecido sus deudos para ir a recoger su ahorro tenían que acudir a un juicio y eso nos da una estadística de 8 a 10 mil asuntos por año. Esto genera dos fenómenos: primero, que sea muy tardado (entre seis meses y dos años) y segundo, que tengan que acudir a un abogado o en el peor de los casos a un coyote”, explicó Penchyna.

El Infonavit estima que se entregarán alrededor de 2 mil 600 millones de pesos a los parientes de los derechohabientes fallecidos cada año.

Mantener tasa de interés

Otro de los retos que tiene el Infonavit este año es tratar de no subir su tasa de interés.

“Es evidente que la inflación nos ha pegado, es un fenómeno derivado de muchas causas.

“Yo no soy el responsable de que suba o baje la inflación, es un efecto nocivo en mis cuentas porque un componente clave en las tasas [de interés], es la inflación.

“Sin embargo, somos la única institución que no ha subido tasas en más de dos años”, indicó.

El director del instituto comentó que hay factores externos de la economía e incertidumbres indeseables como los debates que genera el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que pueden afectar el rendimiento de las cuentas de los derechohabientes.

“Tenemos el margen para soportar el vaivén de la economía y una mezcla adecuada de crédito entre los que ganan poco, no tan poco y mucho. Esa mezcla de origen del crédito me puede dar el soporte para no tener que subir la tasa de interés”, indicó.

Sobre la percepción de que el crédito Infonavit es caro, Penchyna aseguró que es un mito derivado de cuando el crédito hipotecario estuvo indexado a la inflación y ahora no es más caro que un crédito bancario.

“El Infonavit presta a una tasa promedio de 12%, no tiene cobros de apertura, comisiones y no quiere decir que la tasa es pareja para todos
los acreditados.

“En los segmentos de bajos ingresos tiene una fórmula financiera de ayuda al pago donde, en términos reales, el que gana uno o dos salarios, si descontaras esa ayuda al pago, paga entre 6% y 7% de tasa”, detalló.

Rendimiento

El año pasado, el Infonavit otorgó 393 mil 721 créditos hipotecarios para la compra de vivienda nueva, así como 140 mil 71 créditos para mejoramiento de una vivienda usada, un 8% y 40%, respectivamente, por arriba de la meta estimada.

El instituto también obtuvo un rendimiento de 8.32% en las subcuentas de vivienda, superior a 6.53% obtenido en 2016.

El dividendo fue de 16 mil 300 millones de pesos y se repartirá entre cada uno de los derechohabientes.

“Fuimos más cuidadosos en el tema de la inversión del dinero que no colocamos en crédito. Somos un fondo que administra una porción del salario, ese dinero lo hemos colocado con mayor rigidez en inversiones, hemos reducido la cartera vencida y nos deshicimos de la vivienda que no pagan y que tenemos que recuperar”, explicó Penchyna.

En 2017, el Infonavit recuperó y vendió más de 60 mil viviendas que habían caído en cartera vencida.

También logró recaudar 11 mil millones de pesos más durante 2017 de parte de las 983 mil empresas que hacen sus aportaciones al Infonavit.

Asimismo, la estrategia de colocación de 101 módulos bajo el programa “Grandes Empleadores”, resultó en la colocación de 104 mil créditos en esas empresas, lo que representa 37% de la colocación total de créditos hipotecarios en el país.

Y con el incremento al monto máximo del crédito de 921 mil pesos a 1.6 millones de pesos, el cheque promedio de los créditos hipotecarios creció 20%, al pasar de 306 mil pesos en 2016 a 385 mil en 2017 y este año podría llegar a 400 mil pesos.

En la Ciudad de México el cheque promedio de un crédito hipotecario del Infonavit es de 394 mil pesos.

Actualmente, el Infonavit otorga mil 500 créditos al día convirtiéndose así en la mayor institución de vivienda en México y en el primer trimestre de 2018 espera llegar a 10 millones otorgados en esta administración.

Mantente al día con el boletín de El Universal