De continuar incertidumbre de nuevo gobierno en México, empañará inversión y confianza, FMI

Apenas el lunes, el organismo ajustó a la baja el pronóstico de crecimiento para México debido a que se prevé una menor inversión privada

Cartera 25/01/2019 09:02 Leonor Flores Ciudad de México Actualizada 09:02

De continuar la incertidumbre respecto a las políticas del nuevo gobierno en México, podría desalentar las inversiones en el futuro y socavar las perspectivas de crecimiento y la confianza, advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Señaló que la cancelación de proyectos como el nuevo aeropuerto y pasos hacia atrás que se han dado en la implementación de reformas como la energética y educativa, incrementó la incertidumbre política en nuestro país.

Lo anterior, empañó las perspectivas económicas al igual que en otros países de América Latina que llevaron a cabo elecciones, afirmó el director del departamento del Hemisferio Occidental del organismo, Alejandro Werner.  

En el texto titulado América Latina y el Caribe en 2019: Expansión moderada, que dio a conocer el organismo esta mañana, como parte del blog Diálogo a Fondo con motivo de la presentación de las perspectivas económicas para la región, Werner aseguró que en México, las perspectivas siguen afectadas por la incertidumbre.

El lunes pasado 21 de enero, el FMI dio a conocer en su reporte de Perspectivas Económicas Mundiales (WEO por sus siglas en inglés) que ajustó a la baja el pronóstico de crecimiento para México debido a que se prevé una menor inversión privada.

Para 2019 revisó su estimado de 2.5% a 2.1%, y para 2020 prevé un crecimiento de 2.1%, que representa un recorte de 0.5 puntos porcentuales.

 COMPROMISOS
Ante ese panorama, Alejandro Werner consideró necesario una firme ejecución del prudente presupuesto de 2019, que apunta a mantener el superávit primario en 1% del producto interno bruto (PIB).

Será crucial para demostrar el compromiso del nuevo gobierno con la responsabilidad fiscal y la reducción sostenida del coeficiente de deuda pública, estableció.

Agregó que se requiere avanzar en las reformas estructurales, que son muy necesarias, porque podrían impulsar el crecimiento potencial a mediano plazo.

Werner especificó que en México, la interrupción del proyecto de construcción de un aeropuerto y cierto retroceso en algunas reformas de los sectores de la energía y la educación, potenciaron la incertidumbre política en el país.

LOS RIESGOS
Hizo ver que este ambiente de incertidumbre se está dando en medio de riesgos externos que podrían afectar en mayor medida las perspectivas de México y en general de América Latina y el Caribe.

Como ejemplo mencionó un aumento de las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, o una desaceleración en algunas economías importantes, podrían determinar un menor crecimiento del comercio en la región.

La región a su vez se vería perjudicada si las condiciones financieras mundiales se endurecen más, lo que incluye aumentos repentinos de la volatilidad financiera mundial, un incremento de las tasas de interés de Estados Unidos y una apreciación del dólar estadounidense, alertó.

Además, un incremento de la volatilidad en los mercados mundiales, podría generar una reducción de los flujos de capitales hacia la región, lo que podría afectar el potencial de inversiones.

cg

Comentarios

 

Video