22 | FEB | 2019
Mizuho Bank obtuvo su autorización para operar en México en marzo pasado. Fue constituido en Tokio, Japón, en 2002 como banco comercial (ARCHIVO EL UNIVERSAL)

Bancos asiáticos invaden en silencio al sistema mexicano

02/07/2018
01:30
Antonio Hernández
-A +A
Con activos por 33 mil 44 mdp, la estrategia es financiar a negocios de su país

[email protected]

Con la autorización este martes del inicio de operaciones del Bank of China México, las firmas financieras asiáticas se han instalado de manera silenciosa, pero estratégica en el mercado nacional.

Dos bancos japoneses, dos chinos, un coreano en operación y otro en trámite, la apuesta de los financieros asiáticos es fortalecer a las empresas de sus países con crédito directo, principalmente en sectores como automotriz y electrónico o entre otros.

Así, los bancos que operan en el país, Bank of Tokyo Mitsubishi y Mizuho Bank, de Japón; Banco Industrial y Comercial de China (ICBC, por sus siglas en inglés), así como Shinhan Bank, de Corea, tienen, con datos a abril pasado de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), activos en conjunto por 33 mil 44 millones de pesos.

Desde su llegada a México, las firmas enfatizaron su estrategia discreta de ofrecer financiamiento a las empresas provenientes de su mismo país de origen, sin que por el momento les interese el segmento de banca personal, como sí ocurre en otros mercados.

El Bank of Tokyo Mitsubishi cuenta con la mayor trayectoria en el mercado mexicano. Llegó al país en 1958 con una oficina de representación y en 1995 abrió una subsidiaria local. Actualmente centra sus operaciones en León, Guanajuato, de forma estratégica en el clúster automotriz japonés con marcas de ese país ubicadas en Aguascalientes, Celaya y Salamanca, y con conectividad con Querétaro, Guanajuato y Zacatecas.

A partir de junio de 2016, el ICBC comenzó sus operaciones en el país. Con una cartera de crédito por 3 mil 243 millones de pesos, la firma trazó como objetivo alcanzar 0.5% del negocio bancario en México en un periodo de cinco años.

“Nos atrae el potencial de la economía mexicana y en una primera etapa apoyaremos a las empresas chinas que operan aquí. También somos una ventana de oportunidad para que otros de nuestros clientes en diversas partes del mundo puedan hacer negocios con México”, dijo entonces Yaogang Chen, director general de ICBC México.

A partir de diciembre de 2017, Shinhan Bank fue autorizado para iniciar operaciones en el mercado mexicano. Con activos hasta el momento por mil 478 millones de pesos, ha centrado su operación en diversos servicios financieros para las empresas provenientes de su país instaladas en México.

“Banco Shinhan está orientado primordialmente a ofrecer productos y servicios financieros a las cadenas de valor generadas e impulsadas por las empresas coreanas establecidas en México, a través de financiamiento y cuentas de depósito, en moneda nacional y extranjera, transferencias nacionales e internacionales, entre otros”, explicó la CNBV.

En marzo pasado, Mizuho Bank obtuvo su autorización para operar en México. Constituido en Tokio, Japón, en 2002 como un banco comercial, que hoy en día se ubica dentro de los tres bancos más grandes del sistema financiero japonés, el cual forma parte de Mizuho Financial Group, uno de los conglomerados financieros más grandes a escala mundial con oficinas en más de 30 países.

Las autoridades financieras del país e incluso los directivos de los bancos no descartan la llegada de más instituciones financieras extranjeras al mercado mexicano, con estrategia enfocada en nichos de negocio, para financiar rubros específicos de producción o a empresas de sus países de origen.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios