Economía da señas de desaceleración

Indicadores del Inegi confirman un menor dinamismo productivo del país

Cartera 04/05/2019 02:13 Rubén Migueles Actualizada 03:42

[email protected]

La economía mexicana da señales que confirman la desaceleración que ha reportado desde mediados del año pasado, según los resultados más recientes del Sistema de Indicadores Cíclicos del Inegi.

Dicho sistema se conforma de dos indicadores compuestos que se denominan coincidente y adelantado. El indicador coincidente refleja el estado general de la economía, mientras que el adelantado busca señalar anticipadamente los puntos de cambio del indicador coincidente, con base en la información con la que se dispone de sus componentes a una fecha determinada.

3may2019-ciclicos.gif
 

En febrero pasado el indicador coincidente se localizó por debajo de su tendencia de largo plazo (100 unidades) al registrar un valor de 99.3 puntos, o 0.10 unidades inferior respecto al mes anterior, con lo que acumula once meses consecutivos a la baja.

Por el contrario, el indicador adelantado se situó en marzo de 2019 por arriba de su tendencia de largo plazo, al observar un valor de 100.2 puntos y un incremento de 0.05 puntos con respecto a febrero, en su segundo mes al alza, luego de cuatro meses seguidos de retrocesos.

Con la nueva información, explica el Inegi, el indicador coincidente presentó un comportamiento similar, aunque con una disminución ligeramente menor a la difundida el mes previo, mientras que el adelantado modificó la trayectoria descendente observada en los últimos meses.

El enfoque de “Ciclo de crecimiento” identifica las desviaciones de la economía respecto a su tendencia de largo plazo. Por tanto, el componente cíclico de las variables que conforman cada indicador compuesto se calcula como la desviación de su respectiva tendencia de largo plazo.

El indicador coincidente ha disminuido desde mayo de 2018, ubicándose por debajo de su tendencia de largo plazo (100 puntos) desde agosto del año pasado, con lo que llevaría siete meses disminuyendo y ampliando la brecha negativa con respecto a su tendencia de largo plazo, confirmando el menor dinamismo económico del país.

El comportamiento del indicador coincidente en febrero pasado fue resultado de la evolución de los componentes cíclicos que lo integran. Cinco de sus seis componentes reportan retrocesos desde agosto del año pasado, entre los que destacan el indicador global de actividad económica y los asegurados trabajadores permanentes en el IMSS, que desde marzo de 2018 reportan una tendencia a la baja.

Comentarios

 

Video