Aplazan a un año entrada de norma para distribuir diésel UBA

La decisión se tomó con el objetivo de evitar un daño financiero y patrimonial a Pemex al incumplir con un mandato de ley que estipuló la NOM al fijarle a la petrolera la obligación de distribuir este tipo de combustible

Aplazan a un año entrada de norma para distribuir diésel UBA
Foto: Archivo/ EL UNIVERSAL
Cartera 20/12/2018 19:08 Noé Cruz Serrano Actualizada 19:43

La Secretaría de Energía (Sener) instruyó a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) a aplazar un año la entrada en vigor de la distribución de diésel de Ultra Bajo Azufre.
 
La decisión, según el oficio SENER/NRGG/039/2018, es para “evitar un daño financiero y patrimonial a Petróleos Mexicanos (Pemex) al incumplir con un mandato de ley”, puesto que el Anexo 1, numeral 13 de la NOM-016-CRE-2016 le fijo a la petrolera la obligación de distribuir este tipo de combustible, preferentemente usado por el transporte público de transporte de carga y pasaje.
 
“Esto como medida emergente temporal que establece esta Secretaría, para garantizar el suministro de diésel automotriz en territorio nacional, que evitaría que el aumento en las importaciones del combustible agrave el balance negativo de la balanza comercial y nacional”, expone el oficio
 
El documento firmado por la encargada de política energética de México, Rocío Nahle, y expone que el cumplimiento de contenido máximo de azufre en el diésel automotriz de 15mg/kg DUBA podría impactar el suministro de diésel en el país.
 
Pemex refiere que no existe en el país la capacidad de transporte por ducto, de almacenamiento y de capacidad de servicios portuarios, que permitan realizar la operación simultánea de importación de DUBA y el desalojo de diésel de 500 partes por millón (ppm) hacia los puertos para su exportación”, añade el escrito.Asimismo, subraya que la baja infraestructura de logística actual, “no suficiente para el suministro del combustible”.

“Esta insuficiencia implica la necesaria suspensión de las operaciones del Sistema Nacional de Refinación, por causa de la congestión e imposibilidad de desplazamiento de los productos refinados”, señala.

No obstante, el trasfondo de Pemex tiene en cartera dos proyectos para la producción y distribución de diésel UBA que están sumamente rezagados: Uno de ellos, Calidad de Combustibles Fase Diésel Cadereyta, que en teoría debería de haber entrado en vigor este año y encaminado a “producir diésel de 15 partes por millón (ppm, calidad UBA) para su distribución en la zona metropolitana de Monterrey y a las terminales de Laredo y Reynosa.
 
Además, permitiría enviar diesel UBA para el proyecto especial de transporte masivo de alto impacto ambiental en la zona metropolitana del Valle de México (metrobús). El proyecto que inicio en 2010, lleva un avance físico del 42.4%.
 
El segundo denominado Calidad de Combustibles Fase Diésel para las refinerías de Madero, Minatitlán, Salamanca, Salina Cruz y Tula, dirigido a la modernización menor de 8 plantas hidrodesulfuradores de diesel, modernización mayor de 6 plantas hidrodesulfuradoras de diesel e instalación de 4 plantas nuevas en las refinerías de Madero, Minatitlán, Salina Cruz, Salamanca y Tula, con las que se podrá producir diesel de 15 ppm, que inició en 2013, tiene el inconveniente de lleva un avance de apenas 27.97%.
 
Su conclusión está programada para 2020, lo que significa que su objetivo de “suministrar diésel de calidad UBA en todo el país”, tendrá que esperar prácticamente dos años más.
 
Las inversiones en ambos proyectos son cuantiosas. De acuerdo con la Unidad de Inversión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público tienen un costo conjunto de 66 mil 319 millones de pesos.

mm

Temas Relacionados
Sener CRE Pemex transporte público SHCP

Comentarios