Alistan balance de TLCAN 2.0 para el equipo de transición

Hay nueve capítulos cerrados, seis anexos sectoriales y 2 docenas de capítulos sin avances

Cartera 04/07/2018 01:17 Ivette Saldaña Actualizada 05:37

[email protected]

A casi mes y medio de que se interrumpieron las reuniones relativas a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el estatus de ese diálogo se mantiene con nueve capítulos cerrados y seis anexos sectoriales.

En tanto, aproximadamente dos docenas de capítulos siguen sin avances, sobre todo los temas más sensibles. A todos ellos se les dividió en cinco cajas que van de menor a mayor complejidad, haciendo las veces de un semáforo.

Ese balance por apartados se presentará al equipo de transición del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dijo el vicepresidente de Negociaciones Internacionales del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce), Eugenio Salinas.

En la caja verde, la de menores problemas, se ubicaron los temas de género, comercio en comunidades indígenas, manipulación monetaria, y un planteamiento que se hizo respecto a que cada uno de los países socios deberá de avisar el inicio de negociaciones con economías que no se les reconoce como
de mercado.

En la caja ámbar se incluyen los temas ambiental, de viabilidad digital, medidas disconformes, cultura, cruce de autotransporte de carga de México a Estados Unidos.

En la caja roja se ubican los asuntos “más delicados” como la desaparición de los esquemas que permiten incorporar insumos que no son de América del Norte en la fabricación de prendas de vestir, todo ello, dentro del capítulo textil. En esa misma caja está el monto de las franquicias que se otorgan a las personas para importar por paquetería, ya que México permite la importación de 50 dólares en productos y Estados Unidos pide 800 dólares.

Dentro de esta caja roja está también el tema de devolución de impuestos y los mecanismos de solución de controversias en el sector agropecuario, porque ello restringiría las exportaciones de frutas y hortalizas mexicanas a Estados Unidos, de manera que solamente se podrían vender en momentos en
que no se produzca dentro del mercado estadounidense.

En la cuarta caja están los capítulos o asuntos de “alta complejidad”: el tema laboral, la propuesta de que desaparezcan los mecanismos de protección de inversiones, propiedad intelectual y entrada temporal de personas.

En la quinta caja, de “temas cruciales”, están los asuntos que atoran la renegociación, es decir cambiar las reglas de origen del sector automotriz, de manera que para considerar que los autos se armaron en la región los trabajadores de la industria deberán tener los mismos niveles salariales en los tres países.

Dentro de ese apartado está también la cláusula de terminación del TLCAN al quinto año de vigencia, llamada cláusula sunset, que es rechaza por México.

También se incluyen los cambios en remedios comerciales o en los capítulos de solución de controversias, ya que el gobierno de Estados Unidos no quiere someterse a ningún otro tribunal que no sean los de su país.

Todos los asuntos pendientes de negociar pesan más que los capítulos cerrados, que son pequeñas y medianas empresas; competencia; anticorrupción; medidas sanitarias y fitosanitarias; buenas prácticas regulatorias; publicación y administración (transparencia); telecomunicaciones; competitividad y obstáculos técnicos al comercio.

Comentarios