21 | NOV | 2019
Plataforma petrolera
Para cumplir con el Acuerdo de París, la europea Shell sólo debería recortar 10% de su producción para 2040, por lo que le bastaría con disminuir 0.5% la extracción anual. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL

Acuerdo de París, el reto para petroleras

09/11/2019
03:23
Jaime Palacios
-A +A
Industria, sin acciones contra cambio climático: informe; es necesario disminuir la producción de crudo, alertan

economista_6.jpg

Las principales petroleras del mundo deben recortar drásticamente su producción de crudo si quieren lograr reducir emisiones para 2040 y así poder cumplir con los objetivos fijados en el Acuerdo de París. Esta es la conclusión a la que ha llegado un informe del think tank Carbon Tracker, en el que se denuncia la falta de acción de la industria petrolera para combatir el cambio climático.

Los firmantes del pacto climático se comprometieron a conseguir que el calentamiento global no superará dos grados centígrados. Para alcanzar ese objetivo, las grandes petroleras deberían recortar una media de 35% de su producción, por lo que "cuanto más tarden en comenzar el recorte, más difícil lo van a tener para conseguirlo", afirman.

No todas tienen un objetivo tan complicado. La europea Shell, por ejemplo, sólo debería reducir 10% de su producción para 2040, por lo que le bastaría con ir reduciendo la extracción 0.5% anual. Exxon, en cambio, deberá recortar 55% de la producción de crudo para alcanzar el objetivo, lo que le obligaría a disminuir la extracción a razón de 2.4% anual. La palma se la lleva ConocoPhillips, que tendrá que recortar 85% su producción en los próximos 20 años, es decir 3.8% anual si quiere cumplir con los objetivos fijados en el Acuerdo de París.

Desde Carbon Tracker alertan del alto riesgo que corren las petroleras si no se adaptan a tiempo a la economía limpia. Las empresas que continúen invirtiendo en proyectos no sostenibles "corren el riesgo de perder gran parte de su valor en bolsa", ya que se acabarán quedando con "una gran cantidad de activos varados". Este tipo de activos son aquellos que no podrán explotarse en un futuro en virtud de los compromisos por la evolución hacia una economía limpia. Se calcula que 35% de las reservas de petróleo y 90% de las reservas de gas se quedarán inútiles debido al cambio hacia una economía baja en carbono.

NUEVOS PROYECTOS

Pese a la amenaza del clima, el sector parece estar haciendo oídos sordos. El pasado mes de septiembre, el propio Carbon Tracker denunciaba que las grandes petroleras están invirtiendo 50 mil millones en proyectos incompatibles con el Acuerdo de París.

Entre ellos resaltan 13 mil millones que Shell invertirá en el proyecto de explotación de gas natural licuado 'LNG Canadá'. La infraestructura que producirá 14 millones de toneladas de gas al año, está actualmente en construcción en la costa oeste de Canadá y se espera que empiece a funcionar antes de mediados de la próxima década. Para llevarlo a cabo, Shell cuenta con el apoyo de Petronas, PetroChina, Mitsubishi y KOGAS.

Otras de las señaladas son Chevron y Exxon, que participan junto a Shell en un proyecto de extracción de gas natural licuado del suelo marino en Australia. Las tres empresas han desembolsado casi 3 mil 600 millones para impulsar un yacimiento que ya está en funcionamiento y que produce 20 mil barriles diarios.

El sector no parece, de momento, decidido a cambiar el flujo de las inversiones. El propio CEO de Shell, Ben van Beurdden, ya avisó el mes pasado, durante una entrevista con Reuters, que es "completamente legítimo" invertir en gas y en petróleo porque el mundo lo necesita. Criticó, además, los intentos de "los activistas" de "demonizar de manera injustificada al sector petrolero". Dicho y hecho: Shell se prepara para dar luz verde a más de 35 proyectos antes de 2025.

Lee la nota completa aquí

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios