Suscríbete

2021, un año complicado para los contribuyentes

La posible nueva miscelánea fiscal dará al SAT más facultades para acciones de auditoría y coercitivas, lo que eventualmente traerá controversias, opina experto

Cartera 26/10/2020 01:40 Leonor Flores Actualizada 01:57

Durante 2021, los contribuyentes tendrán que enfrentar los efectos fiscales de un año atípico como lo es 2020, enmarcado por la pandemia del Covid-19, asegura la firma Thompson & Knight.

Además, advirtió que de pasar en el Congreso de la Unión la nueva Miscelánea Fiscal 2021, habrá más medidas de fiscalización y coercitivas.

“El paquete fiscal 2021 va a acentuar más la fiscalización y eventualmente las controversias con el Servicio de Administración Tributaria (SAT)”, consideró el socio de la práctica fiscal de la firma, Mario Barrera.

En entrevista con EL UNIVERSAL, dijo que el próximo año habría varios escenarios para empresas: reportar utilidades menores en comparación con ejercicios anteriores, otras con pérdidas, y las que ya no operarán.

Pero, lo más seguro es que la autoridad fiscal va a cuestionar a las tres, independientemente de su situación, y más aún cuando se reporten pérdidas, advirtió.

Ello con base en el modelo de riesgo que usa para las revisiones mediante una carta invitación o una de mayor envergadura, como una visita domiciliaria.

Como ejemplo, explicó que si en este año un empresario tenía planeado echar andar un restaurante o nuevo negocio, y por la pandemia el proyecto se quedó a la mitad, el SAT hará su trabajo independientemente de que si lo abrió o no.

web25-declaraciones.gif

Es decir, el SAT hará la revisión fiscal sobre la materialidad de las operaciones para ver si realmente procede la “razón de negocios”.

Sin embargo, el fisco se preguntará por qué se reporta un gasto que generó pérdidas cuando el negocio no abrió.

Hizo ver que independientemente de la pandemia por el Covid-19, el SAT tiene un modelo de riesgos que sirve para planear auditorías, mediante el cual se consideran varios factores del universo de contribuyentes, en las que se verán ganancias menores en el ejercicio reportado y más aún si fueron pérdidas.

Ante ello, recomendó acercarse a un asesor y documentar todo desde el contrato de arrendamiento hasta los mínimos servicios que se necesitaban, y otros que no se usaron porque la emergencia sanitaria lo impidió.

“Hay que tener una adecuada defensa en documentación e información para justificar a la autoridad que 2020 no fue tan afortunado como hubiéramos querido que fuera”, sugirió.

Eso servirá para probar al SAT que eran compromisos contraídos con anterioridad que no se podían dejar para no incurrir en incumplimientos y enfrentar eventuales demandas.

“Ese tipo de medidas hay que tomarlas por si llegan y me preguntan: Por qué estuviste pagando una renta de un local que no generó un ingreso, hay una razón de negocio de que si dejaba de pagar lo sancionarían”, explicó.

Por eso, Mario Barrera afirmó que la pandemia está detonando un tema enorme financiero para empresarios y contribuyentes.

Traerá muchos efectos fiscales, porque cuando volteen las autoridades a revisar 2020 habrá cuestionamientos que no serán fácil de resolver, alertó. Esto debido a que la situación económica se reflejará en una baja recaudación de impuestos, destacó.

De la nueva miscelánea fiscal que entraría en vigor de ser aprobada también por el Senado, explicó que es una medida innecesaria que el fisco utilice tecnología para grabar las visitas domiciliarias a los contribuyentes.

Comentarios