Shomei Tomatsu, fotógrafo del Japón post-atómico

Fotografió dolor y confusión pero inspiró a una generación entera de artistas
OTRAS
11/07/2016
10:57
-A +A
Nuestra tarea diaria será ofrecer aquí al futuro autor audiovisual y al público en general, así como a los fotógrafos en activo de habla hispana, un nuevo territorio de debate, reflexión, aprendizaje...
OTRAS

Por Óscar Colorado Nates*

Shomei Tomatsu (Nagoya, prefectura de Aichi, 1930- Naha, Prefectura de Okinawa, Japón, 2012) fue uno de los fotógrafos japoneses más influyentes de la posguerra. Su estilo es crudo, con grano y con un cierto estilo expresionista rompió con la fotografía japonesa que le antecedió.

Estudió economía para terminar dedicándose a la fotografía. Primero formó parte del grupo editorial Iwanami Shoten; después se haría freelance.[1]

Fue un fotógrafo que examinó de forma penetrante a su propia nación en un punto de no retorno tras la bomba atómica. De aquella época su trabajo es complejo y perturbador; destaca su fotografía de aquella botella fundida en Nagasaki (1961).  Es una imagen que recuerda el cuerpo de un animal sin piel: una imagen surrealista de una punzante poética. 

Shomei Tomatsu impulsó una fotografía visceral, vibrada, barrida como componentes de una imagen que busca expresar la frustración y el conflicto que  caracterizó el tiempo que le tocó vivir.

En 1957 se expone la muestra “Jūnin no me” (10人の眼, Ojos de diez). De ahí seis artistas decidieron crear su propia cooperativa fotográfica. Los talentos de Shōmei Tōmatsu, Eikoh Hosoe, Kikuji Kawada, Ikko Narahara, Akira Satō y Akira Tanno conformaron una cooperativa fotográfica llamada Vivo, que significa en esperanto “Vida”. El modelo de la agrupación estaba inspirado en la legendaria agencia Magnum Photos.

Para finales de la década de 1950 Shomei Tomatsu influyó fuertemente en artistas como Daido Moriyama, Nobuyoshi Araki o Takuma Nakihara. Tomatsu fue el precedente que permitió la existencia de la revista Provoke que influyó de manera poderosa la estética de la fotografía japonesa a finales de la década de 1960.

John Szarkowski, director de fotografía del MoMA dijo que "Tomatsu es la figura central de la fotografía japonesa reciente; sus imágenes son una respuesta intuitiva a la experiencia de la vida misma."[2]

En el año de 1995 su tierra natal le concedió la Medalla de honor gracias a sus aportaciones a la cultura y arte japoneses. [3]

Tomatsu falleció en Okinawa en 2012.

>> Aquí pueden encontrarse más fotografías de Shomei Tomatsu.

 


*Óscar Colorado Nates es titular de la cátedra de Fotografía Avanzada en la Universidad Panamericana. Autor de libros como Instagram, el ojo del mundo, Fotografía de Documentalismo Social, entre otros. Editor y Director General de la revista fotográfica universitaria MIRADAS. Columnista en el diario El Universal (Cd. de México). Miembro de The Photographic Historical Society (Rochester, NY) y creador de www.oscarenfotos.com, blog de reflexión fotográfica líder en Iberoamérica. En redes sociales: [email protected] | [email protected][email protected]

Notas:

[1] Atitar Mokhstar, Shomei Tomatsu, notario del horror de Hiroshima y Nagasaki. Disponible en  http://cultura.elpais.com/cultura/2013/01/09/actualidad/1357766171_70135... Consultada el 10 de julio de 2016

[2] Michael Hoppen Gallery, Shomei Tomatsu. Disponible en http://www.michaelhoppengallery.com/artists/64-shomei-tomatsu/overview/ Consultada el 10 de julio de 2016

[3]  Atitar Mokhstar, Op. Cit. 

 

 

Comentarios

ENTRADAS ANTERIORES

04 de December de 2018 11:11
20 de November de 2018 08:42

MÁS EN BLOGS

NOTICIAS DEL DÍA

Publicidad

Mirada Universal

You are here