Suscríbete

Qué indica el color del humo de tu auto

El color del humo de tu auto podría ser la primera señal de una avería grave en el motor y otros componentes internos. Aquí te decimos qué dice cada tono de humo sobre el estado mecánico de tu coche

El tubo de escape expulsa los gases derivados de la combustión
El humo azul y el humo blanco denso podrían implicar graves problemas para tu auto / Foto: Pixabay
Autopistas 23/02/2021 14:59 Paola Monterrubio CDMX Actualizada 14:59
Guardando favorito...

Un auto tiene distintas maneras de comunicarnos su estado mecánico, como ruidos, vibraciones, tirones durante la conducción, fugas de líquidos, sobrecalentamiento, olores o emisiones inusuales. Ante cualquiera de estas señales, es necesario que te tomes el tiempo de revisarlo o llevarlo a un servicio profesional.

La mayoría de las veces no se le da suficiente importancia al humo expulsado por el tubo de escape, aunque sea un indicador esencial del funcionamiento del motor. Sus cambios de tonalidades son el primer signo de alerta de averías graves que podrían salirte muy caras en el futuro.

Si quieres prevenirlo, aquí te decimos qué significa el color del humo de tu coche.

Leer más: Sonidos que indican fallas en tu automóvil

auto_humo.jpg
(Foto: Pixabay)

Humo azul

Si tu auto saca humo azul significa que hay aceite quemándose en la cámara de combustión, afirma Bardahl. Esta es una consecuencia de averías en el turbocompresor, desgaste en los anillos de los pistones, en la junta de la culata o en los sellos de las válvulas, por lo que tienes que repararlos o reemplazarlos.

Por lo general, el humo azul viene acompañado de un olor a aceite de cocina quemado e implica un grave problema porque la fuga de aceite reduce la lubricación en el motor y podría dañarlo de forma irremediable. El catalizador y el filtro de partículas también podrían estropearse.

En cualquiera de los casos, las reparaciones ligadas al humo azul tienen un costo elevado y tendrás que atenderlo de inmediato con una visita a tu mecánico de confianza, sugiere la aseguradora Mapfre.

Para evitarte esta situación, busca manchas de lubricante debajo de tu carro, revisa constantemente sus niveles de aceite y detecta si se consume demasiado rápido.

Humo gris

De acuerdo con Mapfre, el humo gris denso indica falta de aire o exceso de gasolina en la mezcla de combustión. Esto se debe a fallas en el sistema de inyección, en el sistema de ventilación de gases del cárter o por problemas en el turbocompresor, por lo que tu auto requiere una inspección en un taller mecánico.

Por el contrario, si el humo es de color gris claro, significa poco combustible en la mezcla.

Otras causas relacionadas al humo gris son la quema de líquido refrigerante, líquido de transmisión o de aceite por sobrellenado del depósito de lubricante, agrega Bardahl. Verifica los niveles de estos líquidos de manera periódica para que no provoquen averías mayores.

Leer más: Guía: Tipos de motores para auto

auto_humo_.jpg
(Foto: Unsplash)

Humo blanco

Aunque parezca inofensivo, el humo blanco tiene varias interpretaciones según su densidad. Cuando se dispersa rápido y es poco denso, se trata de vapor de agua condensado en el sistema de escape, explica Toyota.

Sin embargo, cuando se forma una nube abundante y densa de humo blanco, indica que hay líquido anticongelante quemándose en el motor, puntualiza Kia. Este tipo de humo blanco está causado por fallas en la junta de la culata o en el propio bloque motor, cuya reparación tiene un costo alto.

Bajo estas circunstancias, es importante que actúes de inmediato y lleves tu auto al mecánico cuanto antes, para evitar el sobrecalentamiento del motor y una posible avería grave.

Leer más: ¿El aceite del auto se cambia caliente o frío?

auto_tubos_escape.jpg
(Foto: Unsplash)

Humo negro

Según Bardahl, el humo negro es una señal de quema excesiva de combustible en el motor, ya sea porque hay demasiada gasolina en la mezcla de combustión, por obstrucciones en el filtro de aire o en los inyectores. Asimismo, podría tratarse de un problema en los sensores de oxígeno, en la válvula EGR o en el regulador de presión de combustible.

Como resultado, el motor se esfuerza más de la cuenta para solucionar la falta de aire y podría sobrecalentarse; además, el auto incrementa su consumo de gasolina y tu bolsillo será el principal afectado a largo plazo. Ahórrate el gasto extra en combustible y lleva tu carro a un servicio de afinación para prevenir esta situación.

En los coches con motor a diésel, el humo negro es habitual cuando pisas a fondo el acelerador, pero no debe expulsarlo por un tiempo prolongado, asegura Mapfre.

Humo café

Ford determina que el humo café es común en autos antiguos debido a la corrosión en sus piezas internas, al aceite oxidado o a los tubos de escape desgastados. En estos casos, se recomienda que sustituyas los elementos dañados por el paso del tiempo.

Pon atención a los cambios de color en el humo de tu carro para que no gastes de más en reparaciones.

Temas Relacionados
humo del auto tubo de escape Motor
Guardando favorito...

Comentarios

 
Recomendamos