A prueba: Chevrolet Groove 2022, buen equipamiento a precio justo

La nueva camioneta subcompacta llega a México para atraer a consumidores jóvenes que buscan su primera SUV

Chevrolet Groove México
Autopistas 16/10/2021 09:00 Luis Vilchis Actualizada 09:00
Guardando favorito...

Cuando se lanza un producto completamente nuevo en el mercado de autos nacional, es imposible no generarse expectativas. Si fuera una renovación de media vida, por lo general ya se tiene un concepto del producto, así como su desempeño, equipamiento y, sobre todo, manejo. 

Sin embargo, este no es el caso. Nos encontramos frente a la completamente nueva Chevrolet Groove 2022 y las expectativas son altas, pues llega a un segmento sumamente competido. Parece que quiere entrar por la puerta grande a la fiesta de las camionetas subcompactas sin embargo hay una duda: ¿tendrá lo necesario para ser protagonista?

Pasamos una semana a bordo de la nueva Chevrolet Groove y recorrimos casi 700 kilómetros para conocer su desempeño en todas las variantes posibles. Desde entornos citadinos, hasta autopistas y caminos de tierra, te contamos cómo se percibe este nuevo producto, su rango estimado de precios y equipamiento para nuestro país. 

img_7884.jpg

Un rostro nuevo pero sumamente familiar

De unos años a la fecha, Chevrolet decidió que era buena idea comenzar a distribuir sus productos de origen Chino en nuestro país. A partir de entonces, autos como el Chevrolet Aveo o la nueva Captiva nos comenzaron a mostrar la tendencia de diseño de la marca en aquella parte del mundo. 

Por lo tanto, cuando nos paramos frente a Groove, sabemos que es un producto completamente nuevo, pero nos resulta sumamente familiar. Encontramos elementos como un cuerpo de iluminación dividido en dos segmentos, siendo el principal el de la parta baja, una parrilla de gran tamaño que deja atrás el famoso “doble puerto” de la marca y proporciones agresivas en los parachoques.

Para la versión Premiere que llegó a nuestras manos, destacan elementos como protecciones en la parte baja del parachoques delantero, rines de 16 pulgadas con acabado bitono y detalles cromados en las manijas. 

Algunos otros puntos interesantes son el pilar C con acabado negro brillante, un par de barras en el techo meramente estéticas, luces direccionales en los espejos e iluminación diurna de LED. Cabe mencionar que, por fuera, parece ser una camioneta muy bien equipada. Poco a poco el consumidor local se acostumbra más a este lenguaje de diseño asiático de la marca, y debemos de aceptar que encaja bien con el resto de propuestas actuales.

img_7965.jpg

Sin embargo, al entrar al habitáculo, comenzaremos a notar la verdadera naturaleza “económica” del producto. Si estás acostumbrado a los interiores de Chevrolet de productos como Onix o Tracker, te llevaras una sorpresa al notar que, de no ser por el emblema al centro del volante, podrías pensar que se trata de una marca completamente diferente. 

Lo primero que notamos es un cluster monocromático con información sumamente limitada. Su operación incluso es confusa pues, de tantos botones en el volante, ninguno opera la computadora de viaje. Debemos de estirar nuestra mano al centro del cluster y presionar el botón hasta dar con la información que deseamos. 

La pantalla tipo flotante al centro de 8 pulgadas cuenta con conectividad Apple Carplay y Android Auto, pero su calidad y velocidad deja mucho que desear; esto es una constante en autos accesibles que fueron pensados para el mercado Chino. Su sistema de infoentretenimiento por momentos da sensación de ser una tableta electrónica de hace 10 años. 

img_7940.jpg

Por otro lado, podríamos decir que la ergonomía de la camioneta es correcta, pero no sobresaliente. Los asientos forrados en piel sintética negra son cómodos en general, pero es complicado encontrar una posición de manejo adecuada para largos trayectos. 

Finalmente, la calidad de armados y materiales al interior está en la media del segmento de SUV subcompactas de entrada. Encontramos uno que otro panel con ligeras variaciones y rebabas en las uniones, y, desde el momento que le pusimos las manos encima, escuchamos un rechinido en los asientos traseros que, conforme avanzamos, se hizo más notorio. 

img_7914.jpg

Una mecánica que hace falta pulir

Recorrimos aproximadamente 670 kilómetros a bordo de la nueva Chevrolet Groove. Los primeros 100 kilómetros fueron en ambiente citadino, sin embargo, también decidimos probar su desempeño en una ruta de autopista. 

En cuanto a su comportamiento en la ciudad, Groove cumple correctamente con la tarea de transportarnos de un punto a otro, pero no esperes emociones al volante o un manejo “divertido”.  No obstante, sabemos que esta no es la finalidad del producto, pues tiene el objetivo de ser un medio de transporte cómodo, espacioso y versátil para la vida de un comprador joven. 

El motor de 1.5 litros con 4 cilindros proporciona 110 caballos de fuerza al eje delantero. Esta potencia es gestionada mediante una transmisión CVT que, en la unidad probada, dejaba un sabor de boca amargo. 

img_7895.jpg

Al salir a carretera, notamos que la transmisión constantemente realiza cambios para buscar el torque óptimo, pero parece no encontrarlo. Entendemos que la configuración mecánica está pensada para un buen consumo de combustible (promedio de 17 km/l en nuestras manos) pero las velocidades de carretera no son su punto fuerte. 

Quizá esto es meramente de una “pulida” en el término de puesta a punto, pues otros productos del segmento con mecánicas similares se perciben mucho más capaces y ágiles en el camino. 

No obstante, destacamos un buen equipamiento de seguridad para su rango de precios y segmento. El uso de 4 bolsas de aire, control electrónico de estabilidad, frenos de disco en las 4 esquinas con ABS, estructura con deformación programable y apertura de seguros automática en caso de impacto son elementos que se agradecen en un vehículo hoy en día. 

img_7874.jpg

¿Lo necesario para ser protagonista?

A pesar de que su lanzamiento oficial en el país está programado para dentro de unos días, Chevrolet proporcionó un rango de precios aproximado para el producto. Según la marca, podría arrancar en los 330 mil pesos y terminar en cerca de los 390 mil pesos, lo cual nos parece un rango de precios atractivo para su nivel de equipamiento. 

De colocarse así, sería una propuesta interesante para aquellos que buscaban una Chevrolet Tracker, pero no pueden estirar el presupuesto hasta los 466 mil pesos para la versión tope de gama. 

Dentro de un segmento sumamente competido como lo es el de las camionetas subcompactas de entrada, creemos que la Chevrolet Groove podría ser una de las 5 protagonistas más importantes por la relación precio-equipamiento que presume. 

El paso de los meses dirá qué tan bien se coloca en realidad, pero sabemos que la firma americana es reconocida por ser una de las mejores en cuanto a estrategias de mercadotecnia. Será cuestión de que la nueva Chevrolet Groove tome “ritmo” en el mercado mexicano para verla más seguido por las calles. 

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones