Por qué amamos al Dodge Stratus

Recordamos por qué este auto conquistó el mercado mexicano en la década de los noventa

dodge stratus
Autopistas 17/01/2020 14:37 CARLOS CAVAZOS Actualizada 14:38
Guardando favorito...

La crisis en 1995 impactó no únicamente por lo profundo de su severidad, sino por lo contrastante al discurso público del régimen imperante, que clamaba el rotundo éxito gracias su máximo dirigente. En ese entorno de desilusión, llegó a México Dodge Stratus, una opción que buscaba destacarse por modernidad, ante un mercado obsoleto y triste, pues en todo el mercado nacional sólo 226 mil vehículos se venderían ese año, de los casi 600 mil colocados en 1994.

Stratus era uno de los autos con nombre de nube, y con un poco de imaginación, también con la forma de una, junto con sus hermanos Cirrus y Breeze, en conjunto basados en la plataforma JA del fabricante, y que ofrecía la distintiva configuración de cab-forward. Esta solución formal permitía una cabina más espaciosa sin necesidad de que las dimensiones finales tuvieran que ser correspondientemente desmesuradas.El trabajo de su diseñador, Michael Santoro, dejaría huella también en Jeep Wrangler y la oscura maravilla llamada Vector M12.

Con motores 2.0 y 2.4 litros, las versiones SE y ES ofrecieron una propuesta intermedia, sin el consumo desmesurado de 6 u 8 cilindros, y sin la inconveniencia de espacio asociada a un compacto. Como se ha caracterizado históricamente esta marca, la suavidad de dirección y suspensión del Stratus lo hacían conveniente para viajes largos y uso en ciudad para recorridos prolongados. 

dodge-stratus_1.jpg

Leer también: 10 autos que se convertirán en clásicos en 2020

La gama en México se complementaría con la adición de la versión R/T de motor turbocargado en 1998 que llegó a ofrecer hasta 225 caballos de potencia
Este tipo de unidad en México se encontrará muy ocasionalmente, gracias a la iniciativa de individuos particulares que lo importaron a nuestro país, algunos en forma lícita y otros no.

La segunda generación llegó en 2001, y el fin de su vida útil comercial llega en 2006, sin embargo, lo vemos aún en cada calle de México, pues la disponibilidad de refacciones, su natural durabilidad y la amplia capacidad de los mecánicos nacionales lo mantienen rodando, para beneplácito de sus poseedores, quienes les tienen un especial cariño y no desean bajarse de la nube.

 

Temas Relacionados
Dodge stratus Autos clásicos
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios