El extraño Mustang eléctrico ruso con alma de Tesla

Este modelo coupé está basado en el Tesla Model S pero revive la clásica carrocería del muscle car de primer generación

El Mustang con alma de Tesla
Autopistas 07/08/2020 15:00 Francisco Velázquez Actualizada 15:00

La compañía automotriz Aviar, con sede en Rusia tiene una alternativa bastante atractiva para quien busca un modelo clásico con funciones modernas. La rusa anunció planes para construir un vehículo coupé basado en el Tesla Model S y hecho en fibra de carbono llamado R67, que tiene la forma de un Fastback Mustang de primera generación.

Aleksey Rachev, fundador de Aviar, explicó que su objetivo era “captar el espíritu de los legendarios automóviles de la década de los sesenta y repensarlo de una manera moderna”.

Si bien el R67 está fuertemente influenciado por el Mustang, las representaciones generadas por computadora sugieren que recibe una larga lista de actualizaciones visuales que incluyen un difusor frontal, salpicaderas laterales hechas de fibra de carbono, manijas de las puertas empotradas y un difusor trasero.

aviar-motors-r67-2.jpg

También lee: De dónde consiguen los autos para las películas

Al interior de este modelo se puede encontrar una pantalla táctil orientada a retratos de Tesla y las salidas de aire procedentes del compartimiento de piezas de Mercedes-Benz. La firma agregó un volante de tres radios y diseñó el R67 como un estricto biplaza.

Casi toda la mecánica de este auto proviene directamente del contenedor de piezas de Tesla, incluidos los dos motores eléctricos, la suspensión neumática adaptativa, la conexión Wi-Fi a bordo, seis bolsas de aire y control de tracción.

Aviar informa que el vehículo es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2.2 segundos aproximadamente. Su velocidad máxima de 249 kilómetros por hora y produce 840 caballos de fuerza. Curiosamente, Aviar también señaló que el R67 está equipado con un sistema de sonido externo que, en sus propias palabras, "simula el funcionamiento del clásico motor V8".

aviar-motors-r67-5.jpg

El uso de fibra de carbono compensa parcialmente el peso del gigantesco paquete de baterías de iones de litio de 100 kWh. Lo que aún no se sabe será el precio de este modelo, pues la firma no ha comunicado si la producción del mismo será en masa, lo que parece poco probable.

Comentarios