Consejos sobre dos ruedas

¿Quieres comenzar a manejar moto, pero no sabes por dónde empezar? ¡Te damos unos consejos!

Consejos sobre dos ruedas
Autopistas 21/03/2021 12:00 Luis Vilchis Actualizada 12:00
Guardando favorito...

“En las motos, jamás dejas de aprender. Cuando sientes que lo dominas todo, llega algo que te hace sentir como un novato.” Al día de hoy, ha sido uno de los consejos más importantes que me han dado al momento de manejar una moto

Por lo general, la pasión por el motociclismo es algo que se hereda de generación en generación. En este sentido, el aprendizaje empírico predomina en el proceso gracias a los consejos y mentoría de aquellos que nos acompañan en el proceso. 

Sin embargo, hay muchas personas que no cuentan con dichos guías, pero desean comenzar en el mundo del motociclismo por su cuenta. En estos casos, lo mejor siempre será investigar para luego poner en práctica poco a poco lo aprendido sin poner en riesgo la integridad física o, en algunos casos, la propia vida. 

harley-davidson-02tt7evqkhw-unsplash.jpg

Para estas personas deseosas de aventurarse en las motos una lista de consejos básicos es necesaria, ya que será su guía durante los primeros kilómetros en dos ruedas. Estos suelen ser los más importantes, ya que, o nos terminan enamorando de las motos, o simplemente desistimos en el proceso. 

Al principio parecerán muchos puntos para memorizar, pero llegará el punto en el que llevaremos a cabo cada uno de ellos de manera automática. Eventualmente, podremos enfocarnos en adoptar nuevos y mejores hábitos que nos volverán maestros de las dos ruedas. 

Encuentra la moto que se adapte a tus capacidades 

El error más común que cometen las personas al iniciar en el motociclismo es sobrevalorar sus habilidades. Con esta idea en mente, compran una moto de alta cilindrada que, como era de esperarse, supera sus habilidades y terminan accidentados a los pocos kilómetros. 

Para evitar esto, hay que conocer nuestras capacidades. Si se tiene nula experiencia en las dos ruedas, lo recomendable es comenzar a practicar con una motoneta de baja cilindrada para acostumbrarnos al movimiento. Existen productos de 100 o 125 cc, más que suficientes para entender el principio del manejo de una motocicleta

Una vez dominado este paso, se puede comenzar a escalar en el desplazamiento. Para pilotos intermedios, opciones que vayan de los 200 a los 500 cc son adecuadas; con el paso del tiempo, y dependiendo las necesidades, podríamos buscar motos de hasta 1200 centímetros cúbicos. 

También lee: Trucos para evitar que te roben el auto cuando lo dejas estacionado

kirill-petropavlov-f_gcjlncvwo-unsplash.jpg

El cuerpo lo es todo 

A diferencia de un auto, la forma en la que acomodemos el cuerpo sobre una moto influirá directamente en el comportamiento de la misma. Al manejar, la posición lo es todo para lograr el control del peso y tracción, por lo que es importante sentarnos de manera adecuada. 

La espalda recta, cintura a la altura central del asiento, piernas firmes y torso relajado, estos son los puntos básicos. Apretar los muslos contra el tanque de gasolina nos mantendrá estables en caminos complicados mientras que la parte superior del cuerpo no resentirá daños si manejamos relajados. 

Muchos de los accidentes de los principiantes se ocasionan por una mala postura de manejo. Si ponemos rígido el torso, limitamos nuestro movimiento lateral, algo necesario para tomar las curvas de manera debida. 

gerhard-siebert-cagrgtdlyda-unsplash.jpg
 

Gira a la derecha, e irás a la izquierda

Esta frase popularizada por la película de Cars tiene su fundamento en el comportamiento de los autos sobre pistas de tierra, pero las motos no resultan exentas de esto. Si bien no es tan exagerado como se podría creer, la técnica del contramanilleo suma muchísimo control al momento de tomar curvas cerradas. 

Si la curva va a la derecha, hay que inclinar ligeramente la moto hacia el lado del vértice con nuestro peso, pero el manillar debe apuntar ligeramente hacia el lado izquierdo. Esto obedece a un principio físico que hace rotar al centro de masa en sentido contrario al apuntado por el vector del manillar. 

En lenguaje más común, con esta técnica la moto tiende a empujar al centro de masa hacia el vértice de la curva, por lo que podremos realizar ataques a mayor velocidad y ángulos más cerrados. 

También lee: El auto eléctrico barato que está arrasando en China

duncan-adler-got-sv5yrpg-unsplash.jpg
 

Mira lo más lejos posible 

Otro error común es centrar nuestra mirada en lo que está frente a pocos metros de nosotros y no mirar más allá en el camino. Esto puede salvar nuestra vida, ya que tendremos suficiente tiempo para reaccionar en caso de emergencias. 

Un gran ejemplo de esto es siempre mirar al final de la curva. Al mantener el acelerador constante, nos sería difícil y peligroso frenar, por lo que hay que explorar todas nuestras posibilidades previas a que suceda un accidente. 

Una vez que se domina el mirar lo más lejos posible, la percepción al manejar la moto cambia y sentimos que disponemos de mucho más tiempo y espacio para realizar nuestras maniobras. 

cuerpo_0.jpeg
 

Mantén siempre el visor cerrado 

Siempre protege tu cara al manejar moto. Si algo llega a impactarse contra los ojos, nariz o boca a altas velocidades, es muy probable que resultemos heridos y en el piso por la distracción del golpe. Los ojos son órganos muy sensibles, por lo que siempre deben de estar cuidados, ya sea por lentes o por visores. 

Si tenemos calor, la mayoría de los cascos cuentan con ventilaciones que se pueden abrir o cerrar dependiendo lo que necesitemos. De igual manera, es recomendable tener un trapo a la mano por si el visor se mancha y nos compromete la vista en el camino. 

También lee: Estos son los autos más seguros para el 2021 según el IIHS

harley-davidson-xahtayihlpi-unsplash.jpg
 

No eres invencible

Puede que con un poco de práctica comencemos a aumentar nuestros ritmos sobre las dos ruedas y vayamos más rápido, pero esto no nos vuelve invencibles. Jamás te coloques en puntos ciegos de automovilistas, ni tampoco te pegues a los camiones porque, dada su altura, no te verán en el camino. 

Sí puedes usar la velocidad y agilidad de la moto para adelantar con responsabilidad, pero no eres inmune a los accidentes. El mejor consejo siempre será que adoptes una cultura de manejo responsable y entiendas que todos compartimos el camino con la misma finalidad: llegar sanos y salvos a nuestro destino.

Temas Relacionados
Motocicletas conducción Motos
Guardando favorito...

Comentarios