Cómo tu auto roba tus datos personales

Por increíble que parezca, un estudio realizado por el diario The Washington Post reveló que tu coche sabe más de ti de lo que crees, especialmente porque guarda todos tus datos personales e incluso, puede grabar tus ubicaciones exactas, llamadas, locaciones preferidas, forma en la que manejas y más

coches información
Autopistas 04/05/2020 15:58 Luis Vilchis Actualizada 19:15

Un experimento realizado por The Washington Post reveló que las firmas de coches colectan tu información mediante cientos de sensores y siempre están conectados para transferir tus datos.

En dicho estudio, se encontraron resultados interesantes e incluso impactantes para algunos usuarios, así que describiremos cómo fue el ejercicio realizado por Geoffrey Fowler, columnista del diario antes mencionado que se aventuró en el tema.

Claro, los coches se han convertido en maquinarias más sofisticadas en los últimos tiempos, incluso pueden ser considerados computadoras con ruedas gracias a la increíble cantidad de sensores con los que se cuenta a bordo. Incluso algunos modelos no tan modernos saben mucho de ti.

Mucha de tu información personal es copiada inmediatamente en el momento en el que conectas tu celular via Bluetooth o con alguna plataforma como Android Auto o Apple Carplay.

Sin embargo, a pesar de gastar miles de pesos en comprar un coche, toda la información que recopila no te pertenece a ti e incluso es transmitida a las armadoras para distintos fines.

La persona que condujo el estudio es dueño de un Chevrolet Volt 2017, y como buen amante de la tecnología se interesó por saber más sobre el almacenamiento de sus datos en el coche. Al encontrarse que no había ninguna indicación que le advirtiera que sus datos serian recolectados por el coche e invadido por la curiosidad, decidió hackear su coche.

Es un hecho que en esta época, casi todos los coches nuevos tienen conexiones inalámbricas con internet. El ejemplo está en GM, Ford, BMW o marcas como Volkswagen o Toyota que pueden vender en varias partes del mundo como opcional la conectividad del auto a una red.

Esto es, de acuerdo a las marcas, con el fin de recopilar información para luego mandarla a compañías aseguradoras en caso de accidentes, pero es practicamente un hecho que este traspaso de datos no se limita a eso solamente y las armadoras pueden hacer lo que se les antoje con nuestra información.

Sin embargo, los datos no deberían de ser nuestros enemigos, pues los automóviles conectados al exterior funcionarían como un aliado en casos de emergencia, mejorar la seguridad en el camino e informarnos más del auto que solo una luz de “check engine”.

Si nos vamos a terrenos legales, no hay una ley federal en el mundo que regule a las marcas que que información colectar en los coches, por lo que la mayoria decide no revelar que tipo de datos recolectan en nuestros vehículos y, en caso de informarlo, lo hacen de una manera confusa que resulta poco entendible para un usuario promedio.

ezgif.com-webp-to-jpg_2.jpg

¿Qué sabe tu coche de ti?

Jim Mason fue el encargado de ayudar al reportero de The Washington Post a descifrar qué sabía su coche sobre él. Jim es una persona que se dedica a hackear coches, pero usualmente lo hace como parte de una compañía de investigación de seguros que recolectan información de los sistemas de seguridad de un auto en caso de un accidente.

Los coches modernos no solo tienen una computadora a la que te puedas conectar fácilmente mediante un puerto USB, así que Jim tuvo que analizar cual computadora de las varias que hay al interior sería el “cerebro”. Resultó ser, sin mayor sorpresa, aquella que se encuentra como encargada de manipular el sistema de infoentretenimiento del coche.

Todas las computadoras del coche funcionan como un sistema interconectado que pueden generar hasta 35 giga bites de información por hora gracias a todos los sensores.

A pesar de no representar un riesgo físico, si es algo que solamente un experto como Jim podría realizar dada la complejidad de los sistemas, equipo especial que se requiere y las docenas de puertos a los que hay que saber acceder.

Luego de una hora de esfuerzos para llegar a la computadora antes mencionada, los datos no se mostraban en los primeros intentos, pero esto no detuvo al equipo de investigadores y siguieron tratando acceder al sistema.

Cuando lo lograron, la información que encontraron recopilada en el coche constaba de un mapa con la ubicación exacta de dónde había estado, una lista de las llamadas con los números y nombres de las personas a las que había contactado en una semana, emails e incluso fotografías.

Para seguir con el experimento, se compró una computadora usada en internet y el equipo pudo acceder a ella, mostrando la vida del anterior dueño.

En esta computadora comprada, había un registro de las llamadas concurrentes, su gasolinera preferida y el restaurante que más frecuentaba, que resultaba ser de comida china. Por si fuera poco, los identificadores y nombres de usuario de su celular estaban almacenados ahí mismo.

De acuerdo con este estudio, no solo los vehículos de GM hacen esto con los datos del usuario, sino que también Ford graba la ubicación de sus autos cada 5 minutos, incluso aunque tengas apagado el sistema de navegación.

Jim, el experto, comentó que en su trabajo ha visto incluso autos alemanes con más de 300 giga bites de información almacenada.

Incluso, el Tesla Model 3 puede grabar, sin avisarte, pequeños clips con las cámaras del vehículo y guardarlas en la computadora central del coche.

Lo más interesante de este ejercicio realizado por The Washington Post es que no se sabe a dónde va toda la información recopilada, a pesar de que intentaron acceder de manera remota a los servidores de OnStar para saber si sus datos estaban almacenados ahí.

Luego estos resultados, se dirigieron a los voceros de GM, quienes les negaron el poder ver los datos recopilados de su auto por “políticas de privacidad”

Esto lo complementaron declarando que la mayoria de información recopilada son meros datos técnicos, no relacionan a ningun usuario en especial y no abandonan el vehículo.

ezgif.com-webp-to-jpg_1_0.jpg

¿Cómo protegerte de esto?

Las marcas aseguran que “nada pasa sin el consentimiento del usuario”, con términos y condiciones que generalmente vienen al momento de la compra del auto, pero lamentablemente no hay un botón que desconecte o apague todos los dispositivos que graban nuestra información.

Hace 5 años, más de 20 marcas firmaron un acuerdo de privacidad para sus usuarios, en el que prometían declarar de manera específica a sus compradores los tipos de datos que recolectan y la forma en la que lo administran.

No obstante, cuando el encargado del estudio se comunicó con 8 marcas diferentes preguntándoles por este acuerdo o alguna manera en la que pudiera ver los datos recopilados, ninguna le dio una solución.

Quedan muchas dudas sobre el destino de tu información, pero puede que en la mayoría de los casos se usen con fines de mercadotecnia.

Para las marcas, la seguridad de la información es lo principal, pero la poca o casi nula demanda de los usuarios por saber el destino de sus datos da espacio a que se pueda hacer con ellos lo que se quiera.

Si piensas vender tu coche, o regresarlo a la agencia por que te encuentras en un esquema de renta mensual, asegurate de borrar todos tus datos antes de entregarlo.

Para hacer esto, existe una aplicación móvil llamada Privacy4Cars que te detalla paso por paso cómo borrar todos tus datos del sistema de infoentretenimiento.

Si estás por comprar un coche, asegurate de preguntarle al vendedor los pormenores del manejo de tu información y, si asi lo deseas, desactivar los servicios de rastreo y monitoreo de tu auto.

Este estudio pone en perspectiva muchas cosas en cuanto al manejo de información, pero esperamos que ninguna armadora se encuentra haciendo un mal uso de los datos recopilados.

Fotografías: The Washington Post 

Comentarios