15 | OCT | 2019
Fernando Alonso GP de Singapur
El español tuvo problemas mecánicos en la qualy, por lo que largó decimoquinto. | Fotos: racefans.net y AP

Así fue el triunfo "arreglado" de Fernando Alonso en el GP de Singapur

22/09/2019
06:55
Daniela Payán Escobar
-A +A
El debut del GP de Singapur en la F1 quedó marcado por una turbia estrategia de Renault, conocida como 'crashgate'

En 2008 el Gran Premio de Singapur debutó como cita puntuable para el calendario de Fórmula 1, despertando gran interés, entre otros aspectos, por efectuarse de noche. Sin embargo, la carrera pasaría a la historia más bien por el polémico triunfo de Fernando Alonso.

gp_singapur_alonso.jpg

Durante las prácticas libres, Renault se perfiló como uno de los favoritos a la victoria de la mano del piloto español pero, para su desgracia, el ritmo de trabajo se fue por la borda en la segunda etapa de la qualy, debido a una avería mecánica. Así, el asturiano tuvo que largar desde el puesto 15, justo por delante de su entonces coequipero Nelson Piquet Jr. (sí, el hijo del tricampeón del mundo).

Ese panorama caló hondo en la escudería francesa por lo que, encabezada por su director deportivo Flavio Briatore y el jefe de ingeniería Pat Symonds, orquestó un plan para devolver a Alonso el protagonismo en Marina Bay.

piquet_alonso.jpg

Antes de la carrera, los directivos pidieron a Piquet Jr. que chocara su monoplaza en las primeras vueltas de ese GP de Singapur (el accidente sucedió en la 14), a la altura de la curva 17, una zona alejada de cualquier salida; de hecho, el brasileño 'ensayó' su trompo en la vuelta de formación. De este modo, obligaron a que el safety car apareciera en la pista justo después de que Alonso saliera de pits.

piquet_gp_singapur.jpg

El español fue el primero en parar porque fue el único que arrancó con neumáticos blandos. Dos vueltas después, ya con el coche de seguridad en marcha, era muy arriesgado entrar al pit lane porque conllevaba una penalización.

A contendientes a la victoria como Nico Rosberg y Robert Kubica no les quedó de otra que entrar durante ese lapso y, conforme cumplieron su castigo, heredaron el liderato a un Fernando Alonso que se aferró a la bandera a cuadros.

Casi un año después de aquella épica victoria, Piquet Jr., asesorado y apoyado por su padre, confesó todo a la FIA; el secreto se destapó casi a la par de que el joven brasileño se quedó sin asiento en Renault.

Tanto Nelsinho como Symonds esquivaron fuertes sanciones al aportar pruebas como conversaciones por radio. Para el 21 de septiembre de 2009, en París, se celebró una reunión del Consejo Mundial de la FIA, donde acudieron todos los implicados (incluido Alonso) salvo la gente de Renault, que días antes anunció que no alegaría la investigación.

crashgate_gp_de_singapur.jpg

En un principio, se resolvió que Symonds estaría vetado de cualquier evento de la FIA durante un lustro; mientras que Briatore fue expulsado de manera indefinida de la F1 y de la FIA en general. Al final, el castigo se redujo hasta 2013, pero este 'crashgate' marcó de por vida a los exdirectivos y al propio Piquet Jr., quien acabó 'olvidado' en otras categorías del automovilismo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios