21 | OCT | 2019
3 tips que debes tomar en cuenta antes de contratar un seguro de auto
Protege y asegura tu auto, pero antes infórmate sobre las pólizas y costos./ARCHIVO EL UNIVERSAL Y PEXELS

3 tips que debes tomar en cuenta antes de contratar un seguro de auto

25/08/2019
09:25
Alma D. Pelcastre Mendoza
-A +A
Si bien, seleccionar un seguro de auto es una decisión difícil, contratarlo sin la información necesaria puede llevarte a una mala selección

Dado a los altos índices delictivos en el sector de robo de unidades en nuestro país, se ha abierto la puerta para que diversas aseguradoras automotrices brinden mayores paquetes de protección. Pero, para desenredar la telaraña de promociones, servicios, oportunidades, ofertas y demás hechos que nos hacen entrar en caos al momento de elegir el seguro de auto, los expertos recomiendan poner atención en dos razones fundamentales: el costo y el servicio ya que los automovilistas no quieren pagar mucho si el servicio no es eficiente, y esto se refleja cuando ante un incidente, los agentes de seguros suelen tardar demasiado en resolver el problema.

De acuerdo con Seguro X Kilómetro, antes de hacer la contratación de la póliza, es importante tomar en cuenta tres aspectos básicos para tomar una decisión inteligente y son las siguientes:

Cobertura. Es importante que se realice un comparativo entre las diversas coberturas que ofrece el mercado, para determinar cuál será la más conveniente.

Contrato. Como siempre, la recomendación antes de firmar cualquier documento, es leer las letras pequeñas, y en caso de tener dudas, se deben aclarar con el asesor o intermediario. Esto con el fin de saber que se pagará lo justo.

Transparencia. El contrato debe estipular todo lo pactado entre el particular y la empresa que brinde el servicio para que la renovación o cancelación sea un acuerdo mutuo. Si la aseguradora no desea renovar la prestación de servicios, está obligada a avisar con dos meses de anticipación; en caso de que el conductor sea quien no quiera la renovación, debe comunicarlo con un mes de antelación.

seguro2.jpg

De acuerdo con la compañía de seguros Chubb, “el seguro mínimo obligatorio es aquel que contempla Responsabilidad Civil, es decir, que cubre los daños a terceros causados en un choque o un incidente. Por ejemplo, si un conductor pierde el control del auto, no puede frenar e impacta la puerta de una casa, el seguro cubrirá la reparación del tercero afectado: la puerta y muros golpeados, incluso algún daño en el interior resultado directo del choque. Lo mismo con las personas involucradas, sean pasajeros, conductores de otros coches o peatones. El seguro no reparará, por el contrario, los daños al vehículo asegurado. También se podrá optar por coberturas mayores (Limitada, Amplia e Integral), ya que todas contemplan Responsabilidad Civil.

A continuación explicamos las cinco coberturas de responsabilidad civil por daños físicos. “Es importante, como conductor, que tenga suficiente cobertura de seguro de responsabilidad civil, ya que si se viera involucrado en un accidente serio, usted pudiera ser demandado por una suma sustancial de dinero. Es decir, que debe considerar obtener este tipo de protección por encima de los límites mínimos requeridos por el estado, para proteger sus activos -como la casa y los ahorros- contra demandas”, especifica en su página de Internet Insurance Information Institute (III, por sus siglas en inglés).

La cobertura de Gastos Médicos o Protección de daños personales o Personal Injury Protection (PIP). Es la porción del seguro que paga el portador de la póliza por gastos médicos ocasionados a las personas que van en el auto (conductor y pasajeros). En general, esta cobertura incluye los gastos médicos por tratamiento, hospitalización, honorarios generados por los daños sufridos en el accidente, y servicios que necesiten las personas afectadas en un accidente. También puede pagar por los costos de funerales.

Cobertura de Responsabilidad civil por daños a la propiedad de terceros. Pagar daños ocasionados al auto de otra persona. También incluye otro tipo de propiedad como postes, edificios o daños causados a la vía pública y otras estructuras contra las que usted pudiera chocar.

Cobertura por colisión o choque. Es la porción de su póliza que cubre los daños ocasionados a su vehículo cuando choca contra otro vehículo o estructura (como un poste de alumbrado) o si se vuelca. Por lo general, esta parte del seguro tiene asociado un deducible que usted elige. Cuanto más alto es su deducible, más reducirá el costo de su póliza anual. Inclusive si usted es el responsable del choque, esta cobertura pagará por el costo de reparar su vehículo, menos el deducible, claro está.

seguro3.jpg

Cobertura extensiva o contra otros riesgos. Es la porción del seguro que le reembolsa los gastos en caso de otro tipo de pérdidas diferente a choques. Es decir, en caso de robo, fuego, terremoto, explosión, inundación, huracanes, vandalismo, disturbios callejeros e inclusive impacto en la carretera contra animales como pájaros, ciervos o ganado. También le puede indemnizar por el costo de reemplazar su parabrisas si éste se rompe o raja. Algunas compañías ofrecen la cobertura de los parabrisas con o sin deducible.

Cobertura para motoristas sin seguro. Esta cobertura le reembolsará a usted, a sus familiares o a un conductor autorizado por usted, los gastos incurridos tras un choque con un motorista sin seguro o que se dé a la fuga del lugar del choque. La misma también se utiliza cuando el seguro de la parte culpable del accidente no cubre en su totalidad los daños incurridos. E inclusive cubrirá por sus gastos médicos, en el caso de que usted sea víctima de un atropello como peatón.

Por otra parte, la Condusef da a conocer 5 puntos básicos para garantizar tu seguridad y la de tu auto al contratar un seguro:

1. No proporciones datos falsos. Esto inválida tu seguro.

2. No firmes documentos en blanco. En caso de que tu agente de seguros te pida que firmes la solicitud antes de llenarla, con el pretexto de que con ello se agilizará el trámite ¡no lo hagas! Estampa tu firma una vez que la llenes.

3. Lee detenidamente la solicitud. Verifica que tus datos estén correctos.

4. Verifica que la aseguradora tenga prestigio en el mercado.

5. No te quedes con dudas. Si los términos de la póliza no te quedan claros, exige a tu agente de seguros que te los explique. Si sospechas que la información que te fue proporcionada no está completa, o lo suficientemente clara o firme, acércate a la Condusef para obtener asesoría.

Finalmente, Recaredo Arias, presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), afirmó que “el seguro no debe verse como un elemento obligatorio, sino como una política pública de protección”.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios