23 | MAR | 2019
Comerciantes que se dedican a la venta de amuletos y a hacer limpias desde hace más de 35 años aseguran que la gente principalmente los visita por cuestiones de dinero. (BERENICE FRAGOSO)

Amuletos: Crisis desplaza peticiones de amor

30/12/2016
02:40
Teresa Moreno
-A +A
Locatarios del mercado de Sonora afirman que este año las personas buscan amuletos para no perder el empleo y que no les afecte el alza de precios

El temor de quedarse sin trabajo o no tener los medios suficientes para sostener a la familia ha superado este año el de quedarse solo, no encontrar a la pareja ideal o incluso tener salud, coincidieron chamanes, brujos y especialistas en esoterismo del mercado de Sonora.

El sentimiento es duda, miedo e incertidumbre ante la crisis económica. El deseo más repetido este año por los cientos de clientes que caminan por los pasillos del mercado es conservar su empleo, que no los toque el recorte que ven venir en las empresas en las que trabajan, poder sostener a sus familias y que el dinero no falte en la cartera ni el alimento en la mesa.

Estos propósitos superaron al deseo de encontrar al amor verdadero e incluso al de mantener una buena salud, principalmente ante las recientes noticias sobre el incremento en el precio de la gasolina y lo que, se espera, será un alza también en el precio del gas.

“Los otros años de 10 personas que entraban al mercado, cinco eran para cuestiones sentimentales, alguna para la salud y ya. Ahora principalmente vienen por cuestiones de dinero: para tener buenas ventas, que su economía esté estable, o simplemente para conservar el empleo”, platica Manuel Valadez, comerciante del mercado que se dedica a la venta de amuletos y a hacer limpias desde hace más de 35 años.

“Yo diría que son ocho de cada diez personas las que vienen por la economía, una más viene por cuestiones de salud y la otra por cuestiones sentimentales”, detalla.

Karina Pérez heredó el oficio de lo místico y esotérico de sus abuelas. Presume que en su localito se venden cerca de mil 500 productos desde veladoras, lociones, amuletos y rituales; ella recomienda una vela dorada en forma de pirámide para atraer el dinero.

“La gente viene muy mal en cuestión de amores, de salud y sobretodo en la economía. Vienen muy preocupados, dicen que no les rinde el dinero, que no les llega, que no tienen trabajo. Antes si venían mucho a buscar que la suerte, que la salud, pero hoy en día es el dinero. Temen perder el empleo y que para la cuesta de enero no tengan la economía suficiente para poder subsistir porque mucha gente trabaja pero les pagan muy poquito”, explica.

Para este 2017 que comienza, lo más importante es iniciarlo con “buena vibra”, por ello, Margarita Velasco, quien lleva 53 años trabajando en el mercado, narra que sus clientes llegan preocupados por la economía y las carencias en sus hogares, pero siempre se los recuerda.

Recomendó vestir de blanco y colores claros de aquí a que termine el año, puesto que “el negro atrae tragedias y luto a la vida”; darse un baño con miel o con leche y frotarse pastel de chocolate en el cuerpo para atraer el amor y la felicidad, además de llenar la casa de veladoras para llevar luz al hogar.

“De alguna manera tenemos que ayudarnos con una velita, una veladora. Estos días hay que eliminar el negro porque es luto, es desgracia y tragedia. A partir del [día] 30 [de diciembre], les recomiendo usar blanco”, dice.

En el pasillo ocho del mítico mercado, que el próximo año celebrará su 60 aniversario, se encuentra la mayor parte de los puestos dedicados al misticismo y lo esotérico: ahí se pueden encontrar figuras religiosas, pero también de la santa muerte, de Malverde, artículos de santería, collares y pulseras, ojos turcos contra el “mal de ojo”, y todo tipo de pociones para atraer a los seres amados, hacer amarres, silenciar habladurías, conseguir dinero o incrementar el atractivo sexual.

Adriana Gallegos, de 35 años, se dedica a las ventas por catálogo para ayudar a la economía de su familia. Asiste al mercado como compradora: “Venimos a buscar todo lo que se necesita para los rituales de año nuevo: los baños de albahaca; los de ruda, según para la buena suerte, para alejar las malas vibras, para la abundancia y que empieces un año próspero. Es bien preocupante la economía que nos espera. ¿Que por qué hago este tipo de rituales?, pues en quién más nos podríamos refugiar si no se puede en el gobierno. ¿En quién más?”, dice.

“Mi preocupación son las alzas, todo lo que se viene. Dicen que van a subir la gasolina, el huevo, el azúcar… prácticamente todo. Más que nada, la economía es lo que desespera. Es desgastante, cada año es lo mismo, sube todo y el sueldo sólo sube unos centavos. Para las buenas vibras, las hierbas; para el aspecto económico, ando viendo qué comprar”, platicó.

Mientras busca su kit de semillas y veladoras, en compañía de su esposo e hijo, Carolina Urbina, representante farmacéutica de 35 años, comenta que su prioridad durante esta visita al mercado de Sonora es encontrar rituales de prosperidad y salud. Las alzas de inicio de año, dice, son de toda la vida, pero el aumento al combustible teme que afecte todavía más.

En el mercado hay para todos los gustos, necesidades y presupuestos: se ofrecen borregos para la prosperidad, figuras como el “cuerno de la abundancia”, velas y cirios de diferentes colores: dorado para el dinero, rojo para el amor y blanco para la salud, así como velas pascuales para encender cada mes del año.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios