17 | SEP | 2019

Atención a adictos es inapropiada, señala Miguel Romo

05/11/2016
17:33
Juan Arvizu Arrioja
-A +A
El vicecoordinador del PRI en el Senado pide evaluar los estándares de los servicios en centros públicos y privados; casos de consumo van en aumento, lamenta

Evaluar la calidad de la atención de los centros de tratamiento de adicciones públicos y privados, propuso el vicecoordinador del PRI en el Senado, Miguel Romo Medina, a fin de estos servicios se realicen con los estándares médicos, legales y éticos que garanticen la adecuada atención a sus pacientes.  

La integridad de los pacientes puede estar en riesgo en los centros de atención de adicciones, que al momento no cuentan con las condiciones adecuadas para el tratamiento de adicciones, previno Romo Medina.

El legislador priista propuso que se lleven a cabo campañas de evaluación y seguimiento de los centros de atención de adicciones, y señaló que en el sector privado es alto el porcentaje de los servicios que no cumplen las normas mínimas para garantizar la efectividad de sus terapias, lamentó.

Romo Medina formuló una proposición que fue turnada a la Comisión de Salud, en la cual proponer que la Comisión Nacional Contra las Adicciones y el Centro Nacional para la Prevención y el Control de las Adicciones, realicen campañas de evaluación y seguimiento a los centros de tratamiento de adicciones.

Estableció que los casos de adicción a las drogas en México,van en aumento, que pasó de 0.8% de la población reportada por el INEGI, con consumo, en 2008, a 1.5%, en 2011, y se requiere de servicios eficaces para la prevención, como para el tratamiento.

El combate a la drogadicción se debe desplegar, dijo Romo Medina, en la educación sobre la prevención de consumo de drogas ilícitas, y con la mejora continua de los centros de rehabilitación y tratamiento de adicciones.  

“Se debe garantizar acceso a un tratamiento eficaz, comprobable y evaluable mediante indicadores científicos comprobados”, planteó Miguel Romo.  En ese sentido se debe disminuir la recaída o reincidencia en el consumo de drogas ilícitas.

Agregó que sólo un tercio de las personas con problemas de adicción acude a recibir tratamiento, y el número de quienes continúan en atención médica disminuye cuando el paciente es sometido a un tratamiento deficiente que le impide tener una recuperación integral.

Lamentó que se han incrementado los tratamientos de drogadicción inadecuados, debido “al empobrecimiento  de las acciones diagnóstico-curativas; negligencia de una clínica que no usa instrumentos adecuados, ni elabora diagnósticos precisos.

Señaló que, se deben corregir “las irregularidades en el uso de expedientes, la pobre resocialización de los pacientes por falta de supervisión, la nula evaluación de programas, la mala calidad de la psicoterapia y la deficiente farmacoterapia empleada”.

Indicó que investigaciones en la materia arrojan que “un alto porcentaje de los centros de tratamiento de adicciones privados no cumplen con las normativas mínimas para garantizar la efectividad de su terapia”.

Operan centros que no cuentan con las acreditaciones y certificaciones necesarias para llevar a cabo tales funciones, expuso el senador Romo en su propuesta para mejorar la calidad de la atención a quienes padecen adicciones a drogas.

Dijo que los centros que atienden pacientes deben garantizar un tratamiento adecuado, cuando en los hechos ocurre que “se expone gravemente la integridad de los pacientes al ser violentados en su integridad física y psicológica por supuestos tratamientos que recriminan y castigan su conducta, en lugar de rehabilitar y resocializar a los pacientes”.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios