Suscríbete

La polémica rodea a la medalla Belisario Domínguez

Las dos últimas designaciones del máximo galardón que se otorga a un mexicano estuvieron rodeadas de polémicas entre los grupos parlamentarios del Senado que la confieren

Foto: Archivo/EL UNIVERSAL
Nación 16/11/2016 15:13 Juan Arvizu y Alberto Morales México Actualizada 21:59
Guardando favorito...

La elección de los galardonados con la medalla Belisario Domínguez, la máxima distinción que otorga el Estado a un mexicano, estuvo envuelta en la polémica por segundo año consecutivo, al conferirse la presea, en 2015, al empresario Alberto Bailleres y, en esta ocasión, al ingeniero Gonzalo Rivas Cámara.

El sello de la medalla Belisario Domínguez, que se entrega a partir de 1954, ha sido el del consenso de las fuerzas políticas que conforman el Senado de la República, tradición que se rompió, por ejemplo, en 2007, al otorgarse post mortem al panista Carlos Castillo Peraza, en medio de la inconformidad de la izquierda.

En noviembre de 2015, el pleno del Senado registró el debate con más posicionamientos en contra, en rechazo a que se otorgará la distinción al empresario Alberto Bailleres, fundador del ITAM, y dueño de empresas, entre ellas el emblemático Palacio de Hierro.

Intervinieron en contra de que se otorgara la medalla a Bailleres, Layda Sansores, Mario Delgado, Manuel Bartlett y el panista Javier Corral, y luego se registró la votación de 65 votos a favor y, 13 en contra.

Hubo desacuerdos este martes 15 de noviembre, al aprobarse la propuesta de que reciba la medalla el ingeniero en sistemas Gonzalo Rivas Cámara, decisión que generó una polémica, por la preocupación en la izquierda sobre una eventual criminalización de los estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, de Ayotzinapa. La votación, sin embargo, arrojó 75 votos a favor, tres en contra, del PT, y ocho abstenciones, del PRD.

En 2007, cuando fue otorgada la condecoración post mortem a Carlos Castillo Peraza, ex presidente del PAN, sin oradores en tribuna, se registraron 70 votos a favor, siete en contra y 15 abstenciones de senadores del PRD y PT; ambas bancadas no asistieron a la sesión solemne de entrega de la medalla, en protesta por la partidización de la decisión.

La entrega de este galardón, enfrentó procesos de desencuentro de las bancadas, que tenían discusiones al momento de decidir si se distinguían trayectorias de personalidades que hubieran fallecido.

En ese sentido, el 2009, el Senado modificó el Reglamento de la Orden Mexicana de la Medalla Belisario Domínguez, a fin de que la distinción pueda ser conferida en vida o de manera póstuma.

En esa ocasión, la decisión distinguió a la trayectoria de Antonio Ortiz Mena, pero el consenso se rompió en una votación de 88 votos a favor, uno en contra y uno en abstención, sin que se hubiera generado gran polémica, dado que al tomarse la decisión, no hubo oradores en contra.

Elecciones de personajes como Ernesto de la Peña (2012), Cuauhtémoc Cárdenas (2011), Eraclio Zepeda (2014), Manuel Gómez Morín (2013), Luis H. Álvarez, Javier Barros Sierra (2010), Miguel Ángel Granados Chapa (2008), y Jesús Kumate (2006), se han realizado por unanimidad y en votación económica.

La Medalla Belisario Domínguez se instituyó en honor del prócer chiapaneco en 1953 y la ha entregado el Senado, desde 1954, a los hombres y mujeres mexicanos de excepción cuya actividad pública los ha distinguido por su entrega al servicio del país, al enaltecimiento de la sociedad y a la defensa de los mejores valores.

Con el galardón para Rivas Cámara,  el Estado habrá reconocido a 62 hombres y mujeres con esta presea. El próximo 24 de noviembre, en la Antigua Casona de Xicoténcatl se impondrá la presea post mortem al ingeniero y ex teniente de fragata.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios