Piden en Catedral por personas transgénero asesinadas

Nación 23/10/2016 15:29 Astrid Rivera Ciudad de México Actualizada 17:19

El cardenal Norberto Rivera Carrera rezó por “las personas transgénero que han sido víctimas de los crímenes de odio” y pidió consuelo para sus familias

El cardenal Norberto Rivera Carrera pidió a los fieles orar por las personas transgénero que han perdido la vida a causa de "crímenes de odio", luego de los asesinatos que se han cometido en contra de este sector de la población.

"Por las personas transgénero que han sido víctimas de los crímenes de odio para que gocen del descanso eterno y a sus familias les llegue el consuelo misericordioso de la comunidad", pidió.

En el marco del Día del Médico, el prelado expresó una oración por los médicos del país para que protejan la vida desde el momento de la concepción hasta su término natural.

"Por los médicos de nuestro país que hoy celebramos nuestro día para que desde la nobleza de su vocación a la salud defiendan la vida desde su concepción hasta su termino natural ejerciendo el libre uso de la objeción de conciencia".

Durante la misa dominical en la Catedral Metropolitana, Rivera Carrera oró por las familias de México y el mundo para que sus hijos sean educados libres de ideologías.

"Por las familias mexicanas y las de todo el mundo para que por la intercesión de San Juan Pablo II puedan educar a sus hijos libres de ideologías contrarias a la fe que profesan".

En la misa también se pidió por el eterno descanso de José Luis Guerrero Rosado, canónigo de la Basílica de Guadalupe y quien desarrolló un papel clave en los procesos de beatificación y canonización de San Juan Diego. Guerrero Rosado falleció la noche de este sábado.

"Por el eterno descanso de Jose luis Guerrero Rosado, el gran teólogo guadalupano para que Dios le permita su gran amor a la Iglesia de México y a Santa Maria de Guadalupe, y pueda gozar del lugar de las flores y los cantos eternos".

Durante su homilía, el arzobispo primado de México exhortó a la comunidad católica a realizar acciones que permitan difundir el evangelio en las comunidades, afirmó que la Iglesia es misionera, por lo que esta característica debe cumplirse en cada diócesis y en cada familia.

“La fe en la Iglesia circula como en vasos comunicantes: Si somos una comunidad viva, comprometida, practicante, nuestros hermanos que salen a anunciar la Buena Noticia se sentirán sostenidos y apoyados. Es cierto que no todos podemos salir, pero también es cierto que todos podemos hacer algo para que el Evangelio sea conocido”, expresó.

Enfatizó que la fe es dinámica por lo que debe ser comunicada "no puede ser aprisionada, ni puede ser privilegio de un grupo, de una cultura o de un continente. El que recibe la fe y no la transmite a los demás es como el siervo inútil que entierra el talento que recibió".

En la celebración eucarística se hizo la presentación de la comunidad peruana de la devoción del Señor de los Milagros.

 

Comentarios