06 | DIC | 2019

Ven desarrollo en zona marginadas para combatir tráfico de especies

08/06/2016
21:59
Astrid Rivera
México
-A +A
Pide el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente hacer mayores inversiones en las zonas marginadas donde se pueden observar la incidencia de este delito

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) llamó a fomentar el desarrollo de las zonas marginadas a fin de no contribuir al tráfico ilegal de especies, pues advirtió que quienes sustraen las especies son personas en pobreza.

Al participar en una conferencia con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, la representante en México del PNUMA, Dolores Barrientos, comentó que se deben hacer mayores inversiones en las zonas marginadas para generar el desarrollo de esas poblaciones y donde eventualmente se pueden observar la incidencia de este delito, puesto que hay comunidades donde el único medio de vida depende de los recursos naturales.

"Quienes sustraen a estas especies son personas que viven en pobreza y que su única alternativa de vida es entrar en este comercio ilícito", indicó.

Barrientos explicó que alrededor de 350 millones de plantas y animales son comercializados en el mundo; las ganancias del tráfico de fauna representan entre 7 y 23 mil millones de dólares, siendo una de las actividades ilícitas más lucrativas.

Recordó que la región de América Latina y el Caribe tiene casi el 50% de la biodiversidad del mundo, mientras que México posee entre un 10 y 12% de esa riqueza natural, por lo que recomendó reforzar el marco jurídico en temas ambientales a fin de tener una “aplicación más contundente”.

Las especies más susceptibles de ser comercializadas, explicó, son loros, guacamayas rojas, tucanes, pericos, pavo real, ocelotes, pumas, monos como el araña y el aullador; también el venado cola blanca; reptiles como cocodrilos, lagartigas y tortugas.

La representante en México del PNUMA resaltó la responsabilidad que tienen los ciudadanos para dejar de consumir productos derivados de especies de vida silvestre, por lo que pidió repensar no sólo el tráfico ilegal sino también el legal.

“Yo los invito a ustedes, legisladores, sociedad en general a pensar que nosotros como seres humanos no tenemos el derecho de sustraer de su hábitat y de los ecosistemas a las especies para ser nuestro divertimento, ya sea como mascotas o en zoológicos o en delfinarios y confinarlos eternamente para el resto de sus vidas”, expresó.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios