13 | NOV | 2019
26
Con siete meses de embarazo, Joanna dice que quiere continuar sus estudios y ser enfermera militar para poder darle una mejor calidad de vida a su hijo. Señala que su mamá la va a apoyar y le cuidará al bebé (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)

“Conozco de anticonceptivos, pero me ganó la emoción”

08/03/2016
02:19
Natalia Gómez Quintero
-A +A
Joanna, de 13 años, asegura que ella y su novio de 19, deseaban tener un hijo jóvenes

[email protected]

“Quedar embarazada es lo más bonito que le puede pasar a una mujer… no a una niña”, se escucha en los comerciales del Consejo Nacional de Población (Conapo). Joanna, con siete meses de embarazo y apenas 13 años de edad, reconoce que los ha escuchado y que sabe de anticonceptivos como las pastillas, el condón y las inyecciones.

Acompañada por su mamá al Instituto Nacional de Perinatología (Inper) para ser atendida en ese lugar por el riesgo que representa ser madre a edad temprana, reconoce que su primera relación sexual fue a los 12 años y asegura que ella quería embarazarse así, chiquita.

“Me enteré que estaba embarazada por una infección que tuve en las vías urinarias, me hicieron un ultrasonido y ahí supe. Sentí una emoción grande al saber que iba a ser mamá, porque no cualquier mujer puede tener un hijo. Conozco de anticonceptivos, pero me ganó más la emoción”, cuenta la niña, quien le pondrá a su hijo el nombre de Óscar, como se llama su padre, que apenas tiene 19 años.

Joanna no rebasa el metro con 50 centímetros de estatura y lleva en su vientre a un bebé deseado, asegura ella, incluso planeado con su novio. “Él me ha dicho que se va a hacer responsable, me dijo que tuviéramos un hijo, que él se haría cargo, no todos son los que dicen eso, porque aunque lo mencionen luego no quieren hacerse responsables porque estamos chicas”, comentó.

A las citas médicas acude con su mamá, quien la ha apoyado en todo y considera que es mejor que pegarle o castigarla. A pesar de que Joanna dice con toda seguridad que ella deseaba el bebé a esta edad, en la que podría estar jugando con muñecas, añora estudiar su segundo año de secundaria.

“Quiero seguir estudiando para darle algo mejor a mi hijo y que no le falte nada. Mi mamá me va a ayudar y cuidará al bebé para lograrlo. Quiero ser enfermera militar, porque además de que voy a ganar más, no voy a pagar doctor para ver a mi hijo”, dice la niña que vive en Naucalpan, Estado de México.

En su Facebook, Joanna ha puesto fotos de su embarazo, varios le comentan que hizo mal en embarazarse tan joven, pero ella les argumenta que no es ningún error, porque lo deseaba al igual que Óscar, con quien no tiene planeado casarse. La niña está preocupada por los riesgos que implica tener un hijo a temprana edad, pero insiste que deseaba tener un bebé.

Mantente al día con el boletín de El Universal