16 | SEP | 2019

Ssa pide a embarazadas acudir al médico en primer trimestre

02/02/2016
02:22
Ruth Rodríguez
-A +A
Es cuando se debe detectar el virus y hay peligro para los bebés, indica experto

[email protected]

Las mujeres embarazadas deben acudir a tiempo a su primera cita médica en el primer trimestre de gestación, porque es cuando se debe detectar algún problema con el virus del zika, pidió el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, de la Secretaría de Salud federal.

A este virus que se detectó en México a finales de noviembre de 2015, y que actualmente contabiliza 18 casos, se le asocia con riesgos de microcefalias en los bebés de mujeres embarazadas infectadas por zika. Se le vincula también con el síndrome Guillain Barré, que se caracteriza por ser una parálisis ascendente que se resuelve en el transcurso de algunas semanas, generalmente sin dejar secuelas.

De acuerdo a Ricardo Cavazos, director del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, alrededor de 690 mil mujeres no acuden por primera vez a revisión en el primer trimestre de gestación sino hasta después, lo que puede representar un riesgo para el bebé.

“El gran desafío para nosotros es que la mujer embarazada acuda tempranamente a su cita médica, porque hay mujeres que acuden después del primer trimestre y el zika tiene un efecto grave y nocivo en el primero y en el inicio del segundo trimestre. Si la mamá está enferma en ese periodo, es cuando es riesgoso para el bebé”, expuso.

Consideró que el reto con la presencia del zika en territorio nacional será reforzar la prevención y cuidado prenatal en las mujeres embarazadas, pues reconoció que hay zonas en el país que están por debajo del promedio general de consultas prenatales que es mínimo de cinco de nueve en total.

De los dos millones 300 mil embarazos al año, 70% de las mujeres cumple con sus cinco o más citas prenatales, mientras que el otro 30% está por debajo de este número de consultas.

“Las mujeres embarazadas están llegando tarde a su consulta prenatal”, aseveró, a la vez que atribuyó este hecho al nivel cultural y educativo que influye en las mujeres para que asistan a las unidades médica”, dijo el doctor Cavazos.

Explicó que a partir de la semana 20 se puede detectar si hay alguna microcefalia en el niño, a través del ultrasonido, en donde se pueden medir los perímetros cefálicos y el crecimiento del bebé.

¿En esa semana 20, la mujer podría todavía abortar?, se le preguntó al médico. Es peligroso para la vida de ella, pero habría dudas incluso hasta la semana 22 de que ese bebé pudiera tener microcefalia, explicó el médico.

Recordó que el virus del zika inhibe la reproducción de las neuronas y no permite el crecimiento del cerebro del bebé.

Aclaró que en México se presenta la microcefalia en 0.4 por 10 mil nacimientos, (por otros factores que no son zika) lo que está considerado como defecto al nacimiento.

“Esto se presenta en 2% o 3% de los bebés. Tener un cerebro pequeño implica para el individuo una discapacidad permanente para hablar y caminar, principalmente”, señaló Cavazos.

Indicó que hay el registro en otros países de bebés cuyas madres se infectaron de zika y que no tienen microcefalia; sin embargo, habrá que seguir a esos bebés durante su crecimiento para descartar otros impactos a la salud.

Pritish Tosh, especialista de Enfermedades Infecciosas de la Clínica Mayo, en Estados Unidos, dijo que las mujeres embarazadas que viven en zonas endémicas en donde se encuentra el vector transmisor del zika, es necesario que se protejan con ropa de manga larga, usen repelentes y eliminen sitios que puedan servir de criaderos para evitar ser infectadas, para prevenir la picadura del mosquito portador del virus.

Dejó en claro que la mayoría de las personas que desarrollan zika no presentan síntomas, y quienes los presentan son leves y pasan en cuestión de una semana.

El experto afirmó que el motivo de preocupación es lo que representa el zika para las mujeres embarazadas, concretamente para el feto, ante el riesgo de desarrollar defectos congénitos, sobre todo, si la madre se infecta con embarazo avanzado.

“No creo que sea necesario atemorizar a la gente en general, pero sí es importante que quienes viajen a zonas endémicas del mosquito o vivan en ellas, sepan del riesgo que hay de infección y cómo evitar las picaduras”, indicó el doctor Cavazos.

Los síntomas más frecuentes que han tenido las personas afectadas en México son fiebre, dolor de cabeza y conjuntivitis, expuso.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios